Oaxaca de Juárez, Oax. 11 de enero de 2022.- Con el creciente aumento de casos de COVID-19 en la entidad y ante la presencia de la variante denominada Ómicron, que este martes, suma dos nuevos registros por parte del Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE), para contabilizar un total de 13 casos de este linaje B.1.1.529, los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), recomiendan extremar precauciones para evitar contagios desmedidos.

Y es que esta variante-presente hasta el momento en la región de Valles Centrales- es capaz de infectar de uno hasta 20 personas (similar al sarampión), mientras que una persona enferma con la variante Delta puede llegar a contagiar hasta nueve, a diferencia de alguien enfermo con la cepa original de COVID-19, que puede infectar hasta cuatro más.

Ante la enorme velocidad de su propagación la institución sugiere evitar aglomeraciones, al estar en contacto con personas que no vivan en el mismo hogar usar cubrebocas de forma correcta –cubrir desde el puente de la nariz hasta debajo del mentón, no tocarlo con las manos sucias-, lavar las manos con agua y jabón con frecuencia, mantener la sana distancia y no acudir a lugares cerrados donde no exista circulación de aire fresco del exterior.

Según la evidencia científica esta nueva mutación del coronavirus es menos letal, pero es altamente transmisible, sin embargo, los protocolos sanitarios deben endurecerse en la población en general, puesto que las personas que ya tienen el esquema completo de la vacuna contra el SARS-CoV-2, así como las que se contagiaron y se recuperaron, pueden infectarse o reinfectarse según sea el caso.

En caso de presentar cualquier síntoma que parezca resfriado o gripa, las personas deben quedarse en casa y evitar cualquier contacto con otros individuos, monitorearse desde el hogar con su médico de confianza, y en caso de presentar un incremento de los signos acudir a la Unidad Médica más cercana.

La dependencia señala que específicamente en el caso de Ómicron las señales de contagio particularmente están asociadas a: escurrimiento nasal, estornudos, fatiga, dolor de cabeza, espalda baja y garganta, así como sudoración nocturna y pérdida del apetito.

En menores de edad se deben considerar, además: temperatura alta, tos persistente, perdida y cambio en el olfato o el gusto, fatiga, dolor de cabeza, merma del apetito y sarpullido en la piel.

Esta institución reitera la importancia de no bajar la guardia con las medidas sanitarias pertinentes para detener la propagación del virus en sus 16 variantes presentes en el territorio oaxaqueño, por lo que el llamado continúa siendo aplicarse la vacuna y el refuerzo cuando corresponda al grupo de edad.

La diferencia de este 2022 es que las muertes y hospitalizaciones no van a la misma velocidad que los contagios. Por lo que los SSO enfatizan: ¡Tú responsabilidad, salva vidas!