° La trabajadora del Parque Recreativo Infantil Oaxaca Bicentenario habla con entusiasmo de su determinación por el trabajo y la superación personal

Oaxaca de Juárez, Oax., 10 de enero de 2022.- A partir de las 8:00 horas, Norma Rivero Martínez arriba al Parque Recreativo Infantil Oaxaca Bicentenario –dependiente de la Secretaría de Administración– para iniciar con una jornada de trabajo que la llena de motivación para seguir dando todo su esfuerzo en el servicio a la ciudadanía.

Entre sus tareas destacan acciones de mantenimiento general de este parque que ofrece instalaciones coloridas y llenas de diversión a niñas y niños oaxaqueños. Desde hace 10 años forma parte de un equipo de trabajo unido y cooperativo, cualidades que Norma destaca y que reconoce son fundamentales para llevarse satisfacción a casa todos los días.

“Nos mantenemos unidos como equipo de trabajo. Cumplimos con nuestras responsabilidades asignadas, pero existe la colaboración y siempre estamos dispuestos a dar el extra para servir a nuestra comunidad”, asegura Norma.

Su mirada se ilumina al platicar sobre las experiencias acumuladas durante 10 años de servicio y el reto personal que significa la pandemia. Nosotros siempre estuvimos trabajando –agrega– me gusta que mi área esté siempre sanitizada, limpia y preparada para dar un mejor servicio y con seguridad para la niñez que nos visita.

Norma Rivero, al igual que sus compañeros y compañeras, también apoya a las madres y padres de familia en el cuidado de los infantes cuando están en el parque, “el objetivo es que todas las áreas sean aprovechadas por las niñas y niños y que puedan durar muchos años más”.

Norma asegura que se siente agradecida con la Secretaría de Administración, pues este trabajo le ha permitido sacar a sus hijos adelante. “Soy madre soltera de dos hijos que dependen de mí y gracias a mi trabajo han cumplido con sus estudios y ahora ambos estudian una carrera profesional”, explicó.

Asimismo, es un ejemplo para sus hijos y compañeros, pues hace dos años terminó la preparatoria como parte del programa Proyecto 2000, impulsado durante esta administración y entre sus planes está seguir estudiando hasta convertirse en una profesionista.

“Desde joven quise estudiar Contaduría y es una meta que tengo pendiente y que espero alcanzar. Para mí no existe un tiempo límite, si tienes ganas de hacerlo y te esfuerzas, puedes conseguir superarte”.

Su entusiasmo por aprender y desarrollarse de forma personal le ha llevado a hacer rendir el tiempo y mejorar sus habilidades en cocina, bordado y repostería, ésta última a través de un curso en línea que le abrió nuevas posibilidades de mejorar su desarrollo personal y apoyar su economía.

“Disfruto mucho aprender, conocer nuevas cosas y siempre ir hacia delante. Mantengo esta mentalidad y mientras tenga el apoyo de mi dependencia y mis hijos, espero seguir superando retos hasta cumplir todos mis sueños”, puntualizó.