Ciudad de México. Felipe Calderón “nos debe” la explicación de por qué Genaro García Luna, su hombre fuerte y más cercano, está en la cárcel acusado de proteger a un grupo de la delincuencia organizada. “Independientemente de lo legal, no es nada más decir ‘no sabía’. No, a ver, qué sucedió”, reclamó el presidente Andrés Manuel López Obrador. “Qué pasó, cómo conociste a ese señor, por qué lo nombraste. ¿Qué, no te diste cuenta de cómo actuaba, su prepotencia, su arrogancia? ¿Nunca te dijo nadie de que estaba actuando en contubernio con la delincuencia?”, repuso.

En el salón Tesorería de Palacio Nacional, el tabasqueño insistió en su respaldo a Alejandro Gertz Manero y el respeto a la autonomía de la Fiscalía General de la República (FGR) en torno al caso de Emilio Lozoya Austin, ex director de Pemex, para quien aún resta la condena del Poder Judicial. También rechazó cualquier juicio sumario contra Claudia Pavlovich, a quien señalan en Sonora de malversación de recursos públicos, y no descartó que sea nombrada cónsul de México en Barcelona.

Al referirse a la argumentación política e histórica de sus adversarios, quienes aseguran que el neoliberalismo fue mejor, López Obrador aludió a Calderón: “Yo no sé por qué los conservadores (bueno, sí lo sé) añoran los tiempos pasados. Imagínense, en términos de justicia que el hombre fuerte, el más cercano a Calderón, el secretario de Seguridad Pública esté en la cárcel acusado de proteger a un grupo de la delincuencia organizada. Nos debe Calderón esa explicación, independientemente de lo legal.

Baños de pureza

“No es nada más decir ‘no sabía’. No, a ver, qué sucedió, qué pasó, cómo conociste a ese señor, por qué lo nombraste. ¿Qué, no te diste cuenta de cómo actuaba, su prepotencia, su arrogancia? ¿Nunca te dijo nadie de que estaba actuando en contubernio con la delincuencia?

“Porque sí hay testimonios de que le dijeron: está el testimonio del general Ángeles, entre otras cosas. Ah, pero como si nada hubiese pasado, siguen dándose baños de pureza, porque esa es la característica del conservadurismo, es un prototipo.”

En torno al proceso penal contra Lozoya Austin, refirió que es un asunto de la FGR: “Está en curso, falta la decisión de los jueces del Poder Judicial.”

El mandatario refrendó su confianza al fiscal Gertz Manero: “Lo considero una gente íntegra, incapaz de fabricar delitos. He dicho en otras ocasiones que no es como antes, que la Procuraduría General de la República (PGR) dependía del Presidente: ya no depende. La fiscalía ya es una instancia autónoma, como el Banco de México, como el INE; entonces, hay que respetar la autonomía”.

Acusaciones contra Pavlovich

Con evidente interés, el representante de una red social le insistió que vertiera su opinión sobre una supuesta serie de acusaciones contra Pavlovich por el delito de malversación de recursos públicos cuando ocupó la gubernatura en Sonora. Incluso, sin que exista información oficial, se le dijo a López Obrador que la ex funcionaria ocupará el consulado de México en Barcelona.

La respuesta fue seca. Pidió pruebas o de lo contrario reprobó los juicios sumarios en su conferencia de prensa: “Lo vamos a revisar, pero no se puede hacer un juicio sumario nada más por cuestiones de índole política. No es tu caso… además, tú tienes toda la libertad, no sólo como ciudadano, sino sobre todo por tu profesión.

“El periodista tiene que ser mirón profesional, pero tenemos que ver si hay elementos (o) no hay elementos, porque si nos vamos a eso, a la denuncia, pues son muchas, pero tiene que haber pruebas. Entonces, vamos a esperar, no descartamos nada”.

–¿El nombramiento es un hecho, entonces? –se le inquirió.

–No se descarta –respondió.