Por Fernando Cruz López.

 

Con la aprehensión del ex rector universitario Eduardo Martínez Helmes, detenido por fraude agravado en perjuicio de la Hacienda estatal por 51 millones de pesos durante su gestión al frente de la rectoría de la Máxima Casa de estudios de Oaxaca, las autoridades competentes deben aprovechar e iniciar una investigación a fondo, incluyendo a  la administración del aun rector Eduardo Bautista Martínez, quien según los propios empleados de la UABJO, es uno de los nuevos ricos que tiene Oaxaca.

 

La auditoria Superior de la Federación, el mismo SAT, así como demas las instancias que tengan que ver con la Universidad Benito Juárez, deben ponerse de acuerdo y auditar a todas y cada una de las áreas en donde se manejan recursos, pues durante lustros ha sido botín de los mismos que se han rolado los cargos, manteniéndose siempre en puestos de autoridad para disponer del dinero de tan noble institución académica.

 

Los resultados académicos en la presente gestión universitaria son nulos, no hay investigación científica, no hay publicación de obras, no existe ningún avance en el área académica, pero eso si,  se quejan de que no reciben los recursos suficientes, cuando la federación manda casi mil millones de pesos para el mantenimiento de la UABJO, además de los recursos estatales y otros extras que reciben por concepto de expedición de certificados, credenciales, constancias de estudios, cartas de recomendación, boletas de calificaciones e inscripciones.

 

En alguna de sus conferencias mañaneras el presidente Andrés Manuel López Obrador, dijo que los cotos de poder que había en varias universidades del país se tenían que acabar, por eso insisto en que ha llegado el momento de meterle mano a la UABJO y hacerle una auditoria a fondo, donde se explique en que se han gastado los miles de millones de pesos que recibe del gobierno federal y también del Estatal, además de algunas otras dependencias.

 

Los caciques de la UABJO siempre han manejado lo de la autonomía universitaria a modo, cuando les conviene poner orden entre los alumnos, son los propios rectores y directores de las distintas escuelas que solicitan la intervención inmediata de la fuerza publica y ahí no protestan, no dicen nada de la autonomía universitaria, pero en cuanto se habla de una auditoria, de inmediato ponen el grito en el cielo alegando violación a la misma, lo que también se tiene que terminar.

 

Aprovechando la detención del ex rector de la UABJO Eduardo Martínez Helmes, se debe proceder a auditar las obras, y el destino final de los millonarios recursos que maneja la Universidad de los Oaxaqueños, se tiene que transparentar en que se han gastado el dinero por lo menos en los últimos 8 años, se deben auditar todas las obras, pues dicen los mismos universitarios que la mayoría de dichos trabajos están mal hechos y costaron el triple de lo que normalmente cobraría alguna empresa, que no tenga intereses en la mencionada universidad.

 

El mismo gobierno del estado, por aportar los millones que le aporta cada año, debe hacer las gestiones correspondientes para que todo sea transparente en la UABJO, de lograrse la verdadera comunidad estudiantil le dará las gracias……Búsqueme en twitter como @visionpolitica7