El presidente Andrés Manuel López Obrador indicó en la Mañanera que México está preparado para enfrentar los posibles casos de la nueva variante del Covid-19, Ómicron, que aún no se presenta en el país.

Aseguró que “no hay motivos para preocuparnos” y dijo que aunque hay mucha información del tema que circula en los medios de comunicación “no debemos espantarnos”, y afirmó que México estaría preparado para todo, “Atentos siempre al cuidado de la población, a cuidar a los mexicanos”, acotó.

«Estamos llevando a cabo un seguimiento, no hay elementos para preocuparnos, no hay motivos de riesgo de acuerdo a los reportes (…) hay mucha información en los medios, que no debemos de espantarnos porque hay bastante incertidumbre, información no confirmada«, dijo el mandatario.

Agregó que «No hay todavía información sólida si está variante es más peligrosa que las otras variantes, no existe eso, nada más que se detectó en Sudáfrica pero no se sabe más, si va a ampliarse si va a llegar todos los países, pero sobre todo sobre el grado de peligro que representa en cuanto a contagios y fallecimientos», explicó.

López Obrador mencionó que esta tarde se llevará a cabo la reunión con las autoridades de salud para evaluar la situación por la nueva variante de coronavirus para dar mayor detalles sobre el tema este martes durante la sección El pulso de la salud de la Mañanera, y adelantó que que no se estima un cierre de actividades en el país.

«No tenemos ese pronóstico, pensamos que hemos avanzado mucho en la vacunación y que seguimos vacunando, y vamos a intensificar todo el programa de vacunación (…) tampoco hay información, esto debe de quedar muy claro, de que las vacunas no sean efectivas para enfrentar esta variante, no hay información», aseveró.

¿Qué es la variante Ómicron del Covid-19?

El pasado viernes, la Organización Mundial de la Salud nombró con la letra griega Ómicron a la nueva variante B.1.1.529 de Covid-19 surgida en Sudáfrica, la cual es más contagiosa, con mayor facilidad y rapidez, por lo que representa un mayor riesgo de reinfección.

Ante ese escenario, los países europeos, principalmente, comenzaron a cerrar sus fronteras para evitar una mayor propagación.

Por lo anterior, el gobierno de la Ciudad de México determinó reforzar la vigilancia epidemiológica en el Aeropuerto Internacional de la capital del país (AICM).

Hasta el momento no se ha identificado algún caso de la nueva mutación del virus descubierta en Sudáfrica, por lo que la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, aseguró que no hay motivo de alarma entre la población.

Sin embargo, aumentarán el monitoreo y la coordinación con el gobierno federal ante la amenaza del nuevo brote.

Con información de Paris Salazar y Francisco Nieto.