La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, Nashieli Ramírezapuntó que el regreso a clases para los menores de edas debe ser escalinado y con todas las medidas de seguridad posibles.

No obstante, expuso que previo a que se determine algo debe escucharse la opinión de los niños, niñas y adolescentes de la capital, y es que dijo tienen derechos.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Derechos Humanos del Congreso capitalino, RamírezHernández añadió que este ejercicio se llama “Caminito de la Escuela”, y se está realizando en cada una de las 16 demarcaciones.

“Tenemos que aprender a que todos somos ciudadanos y sujetos de derechos, inclusive, niños, niñas y adolescentes. El próximo sábado culmina la consulta sobre el regreso a clases”, dijo.

Refirió que el impacto de la suspensión de actividades educativas se ha visto, principalmente, en el ámbito social de los menores, quienes no han podido tener contacto con sus maestros, amigos y su espacio de socialización.

Expusó que alguno menores tienen miedo de tocar a sus compañeros, y abrazarlos; “algunos añoran esa parte y otros la tienen frustrada”.