El presidente Andrés Manuel López Obrador realizó una gira de supervisión de obras carreteras en el norte de Veracruz donde se reunió con pobladores para destrabar conflictos que retrasan la construcción de las vialidades.

“Acabamos de ir a la supervisión de una carretera, una autopista que está interrumpida, faltan dos kilómetros aquí en San Rafael, y por esos dos kilómetros no podemos transitar desde Veracruz hasta Tampico. Ya está terminada la mayor parte del tramo de la autopista y en los dos kilómetros hay un conflicto, y ahora sí que como diría Cervantes en El Quijote: vengo a enderezar entuertos”, explicó.

En un video grabado en la Costa Esmeralda y difundido en redes sociales, el mandatario federal se comprometió a atender las obras hidráulicas necesarias para que los pobladores permitan continuar y concluir la obra carretera.

“Hablar con la gente, porque no quieren que pase la autopista, argumentan de que se van a inundar, ya vamos a resolver las obras que hacen falta, se van a construir las obras que hacen faltas hidráulicas, y nos vamos a entender, ya quedé que voy a regresar con ellos, porque de esa manera liberamos todo el tramo. Por primera vez el norte de Veracruz va a tener una vía rápida, siempre se ha padecido mucho por las malas carreteras en el norte de Veracruz”, señaló.

López Obrador dijo que continuará su gira de supervisión de obras en el estado de San Luis Potosí, y que mañana domingo regresará a la capital del país.

“Todavía no terminamos la jornada. Vamos a quedarnos a dormir en Ciudad Valles, San Luis Potosí, vamos a supervisar otro camino también en la Huasteca Potosina, y hasta mañana regresamos a la Ciudad de México”, indicó el presidente.

Recordó que los buenos presidentes Benito Juárez, Francisco I. Madero y Lázaro Cárdenas “nos dejaron como lección que los gobernantes debemos recorrer el país y recoger los sentimientos de la gente”.