La residencia oficial del gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, se encuentra vigilada por elementos de élite de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), sin que hasta el momento se tenga una información oficial sobre su presencia en ese lugar en Ciudad Victoria.

Los también oficiales del también conocido como Grupo de Operaciones Especiales (GOPES), se mantienen afuera de la residencia con unidades blindadas y fuertemente armados.

La presencia de los GOPES  es inusual para los cientos de automovilistas que pasan diariamente por esa residencia, pues en ese lugar es habitual solo ver a dos elementos de la también conocida como Policía Estatal.

Las medidas de vigilancia se dan después se que se diera a conocer que la Fiscalía General de la República (FGR) giró una orden de aprehensión contra el mandatario.

Oficialmente no hay una versión sobre la presencia de los elementos, tampoco se ha dado a conocer si el panista se encuentra dentro de la residencia en Ciudad Victoria.

La última información del mandatario fue un agradecimiento a los diferentes partidos, así como políticos, que han mostrado el apoyo a su favor tras la orden de aprehensión  por delitos del ámbito federal.

Antecedentes

El pasado 10 de mayo, la FGR mexicana informó que recibió información que el Departamento de Justicia de Estados Unidos sobre «posibles responsabilidades penales» del gobernador del estado de Tamaulipas, acusado de corrupción y crimen organizado.

Este mismo miércoles, la FGR obtuvo una orden de arresto contra García Cabeza de Vaca, pese a que había dudas sobre si todavía el gobernador gozaba de fuero y por ende no podía ser detenido.

Además, el titular de UIF, Santiago Nieto, anunció «el congelamiento de cuentas de la red» del gobernador, por presuntas operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Más tarde, el Instituto Nacional de Migración (INM) informó que emitió una alerta migratoria a nombre de García Cabeza de Vaca, a solicitud de la FGR.