Combinar una primera dosis de la vacuna contra el Covid-19 de AstraZeneca y recibir una de Pfizer sería seguro, de acuerdo con un estudio realizado por el Instituto de Salud Carlos III, España. Los expertos llegaron a esta conclusión luego de hacer pruebas con 672 personas.

Lo anterior fue la conclusión del estudio CombivacS, pero los investigadores aclararon que aún falta la determinación de la Comisión de Salud Pública española y de la Organización Mundial de la Salud para que se pueda terminar de vacunar a los 1.5 millones de trabajadores del sector salud en España, quienes tienen la primera dosis de AstraZeneca, con el biológico del laboratoria estadounidense.

¿Tiene efectos secundarios?

Jesús Antonio Frías, coordinador de la Red de Investigación Clínica del ISCIII, precisó que para avalar la veracidad de su investigación participaron cinco hospitales de Madrid, Bilbao y Barcelona. Entre todos los expertos concluyeron que los efectos secundarios son leves y muy similares a los que producen con una segunda dosis de AstraZeneca y que la protección que confiere un segundo antídoto de Pfizer puede ser incluso mayor.

Los llamados efectos secundarios, apunta el estudio, fueron de leves a moderados y se registraron entre el segundo y tercer día después de la aplicación de la dosis.  Este análisis tuvo sus restricciones: por ejemplo, los participantes del estudio debían de estar, como mínimo en la octava semana o más de espera de la segunda dosis.

“Los anticuerpos neutralizantes, los que protegen al cuerpo frente al coronavirus, se multiplican por siete, mientras en los ensayos de dos dosis del mismo fármaco eran de tres veces más”, aseguran los científicos. Precisaron que mezclar fármacos podría ser una medida extrema, pero segura.

Esto también podrían hacerlo con las personas que desconfían de ponerse una segunda dosis de AstraZeneca, luego de los “escándalos” por los trombos que causaron en un número muy pequeño de personas. Además, hay países donde se suspendi