Mujeres embarazadas que habían sido rechazadas por venir de otras alcaldías de la Ciudad de México, finalmente recibieron la primera dosis de la vacuna contra Covid-19.

Por la mañana, Fernanda Nava y Monserrat Mora, residentes de Cuajimalpa acudieron al macrocentro del Palacio de los Deportes en la alcaldía Iztacalco, pero las rechazaron pues los brigadistas del gobierno federal le dijeron que solo aceptarían a quienes residieran en esta última demarcación.

Sin embargo, desde ayer el gobierno de la Ciudad de México había informado que las embarazadas residentes en Cuajimalpa, Gustavo A. Madero, Magdalena Contreras y Milpa Alta pueden acudir a los centros que fueron abiertos hoy en Iztacalco, Iztapalapa, Tláhuac y Xochimilco, donde hoy inició también la inmunización para personas de 50 a 59 años.

En el caso del Palacio de los Deportes fue hasta después de rechazar a algunas embarazadas que los Servidores de la Nación, con chalecos beige, corrigieron y empezaron a recibir a mujeres gestantes de Cuajimalpa, Gustavo A. Madero, Magdalena Contreras y Milpa Alta.

Al observar esto, El Heraldo de México avisó a Fernanda y Monserrat, quienes se habían retirado del lugar y  volvieron. Fueron recibidas y se les aplicó la primera dosis de la vacuna rusa  SputnikV contra la Covid-19.

Otro caso fue el de Lorena Reyes, también habitante de Cuajimalpa, a quien le dijeron en una de las entradas del Palacio de los Deportes que no la podían recibir pero al acudir al acceso sobre Río Churubusco fue cuando la recibieron luego de que los brigadistas tuvieron la información de que podían aceptarla.

Avance fluido en Iztapalapa

En un recorrido por el macrocentro del Servicio de Transportes Eléctricos en Iztapalapa se observó que el acceso es ágil a la unidad.

En este punto se observó que las personas que acuden sin el folio que se obtiene en la página de mivacuna.salud.gob.mx hacen una fila para que los servidores de la nación les ayuden a registrarse en esa plataforma y contar con el folio, el cual se distingue por empezar con la letra A y luego una serie de números y letras. Quienes traen su registro y folio impreso o en el celular pueden pasar de inmediato.