La doctora en Ciencias Médicas con especialización en Microbiología por la Universidad de Harvard, Laurie Ann Ximénez-Fyvie indicó que México tiene alrededor de 6.3 millones de vacunas contra el Covid-19 sin aplicar y cuestionó el por qué no se han suministrado al personal médico privado.

En entrevista con Sergio Sarmiento y Guadalupe Juárez, la experta especuló que este retraso en la aplicación de la dosis podría ser por las elecciones del 6 de junio, y agregó que habría que esperar a ver qué hace el gobierno después de esta fecha.

Tenemos ahorita guardadas 6.3 millones de dosis de vacunas que no se han aplicado. Y la pregunta es ahorita, ya no es ¿por qué no llegan más vacunas?, sino ¿por qué no se aplican las vacunas que han llegado a México? (…) Ahorita se ve que muchas cosas topadas, están en lo oscurito, no se les está dando suficiente énfasis por las elecciones.

El día de ayer, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, dio a conocer que 5 de mayo se aplicaron 604 mil 065 dosis de la vacuna contra el COVID-19, lo que representó un récord en la campaña de inoculación y señaló que hasta esa fecha se han aplicado un total 19 millones 951 mil 121.

Al respecto, la doctora indicó que preocupa que el funcionario federal diga que el país tuvo éxito en el control de la pandemia y señaló que no es momento de celebrar, pues aún falta inmunizar a millones de personas.

¿Por qué no se vivió una tercera Ola de Covid-19 en México?

Durante su conversación para el Heraldo Media Group, la jefa del Laboratorio de Genética Molecular en la UNAM explicó por qué el país evitó una tercera Ola de Covid-19 durante los festejos de Semana Santa, en la cual se vio una movilización masiva por parte de la ciudadanía.

Dijo que a diferencia de las vacaciones decembrina, las personas no se congregaron en espacios cerrados, por el contrario, estuvieron en áreas abiertas lo que favoreció a que no se desplegara el virus con tanta facilidad.

A pesar de ello, indicó que el país podría vivir un repunte, ya que en países como Brasil e India, se ha visto una meseta donde los contagios y defunciones se mantienen bajas y de repente comienzan a subir, por esta razón, señaló que el gobierno debe implementar una estrategia efectiva para la contención de casos positivos, sobre todo de los asintomáticos.