El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cuenta con la Modalidad 40 o pensión de continuación voluntaria como una de las modalidades para pensionarse, esta representa una buena opción en caso de que el trabajador haya sido dado de baja por el patrón.

Esta modalidad le permite “inflar” su pensión y acceder hasta los  50 mil pesos, lo que le permitirá ahorrar para alcanzar una mejor calidad de vida futura. La Modalidad 40 es un mecanismo por el cual el trabajador podrá elegir el salario, sin embargo, hay que destacar que beneficiará principalmente para aquellos que se ubican dentro del régimen del 73, que son aquellos que empezaron a cotizar antes del 1 de julio de 1997.

Para este régimen se sugiere adoptarlo durante los últimos cinco años previos a pensionarse. Eso sí, la ley del IMSS establece un mínimo de 500 semanas cotizadas, es decir, 10 años de trabajo. Mientras que para el régimen de 1997, el tope máximo para calcular la pensión es de 25 veces el salario mínimo hasta el límite de lo ahorrado en la cuenta de su Administradora de Fondos para el Retiro (Afore).

En este caso los trabajadores recibirán una pensión basada en lo que tenga acumulado en su Afore y se requiere un mínimo de 750 semanas de cotización, las cuales se incrementarán hasta llegar a mil en 2031, de acuerdo con la nueva reforma al sistema de pensiones.

La Modalidad 40 permite al trabajador seguir cotizando aunque se encuentre desempleado; el IMSS le permite elegir el salario en el que desea cotizar, el cual podrá ser mayor o igual al que tenía registrado al momento de su baja en el régimen obligatorio, pero no debe rebasar el límite superior de 25 veces el salario mínimo general que rija en el momento en que decida adoptar esta modalidad.

De esta manera el trabajador podrá obtener una pensión de más de 50 mil pesos. Al pensionarse bajo esta modalidad, el tope máximo será medido en UMAs (Unidad de Medida Actualizada) y no en salarios mínimos, la cual se cotiza más abajo que el salario mínimo. Por ejemplo: si el salario mínimo es de 123 pesos, la UMA es de alrededor de 86.

En este caso el tiempo, así como el monto estimados, se deben calcular de acuerdo con las necesidades del trabajador y deberá considerar su último sueldo, el número de semanas cotizadas, su edad, entre otros aspectos. Esta modalidad para pensionarse es fácil de elegir y pude ser solicitada dando clic en esta página internet, solo se requiere cumplir con algunos requisitos que se solicitan.