Los expertos ya lo han dicho: la humanidad está expuesta a todo tipo de antígenos que podrían desatar una nueva pandemia en el mundo. La asociación Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA) alertó sobre una posible amenaza para la salud humana, su origen proviene de un ejercicio que se lleva a cabo en el entrenamiento militar.

La semana pasada, la agrupación publicó un comunicado donde advierte que podría generarse una nueva pandemia a causa de las maniobras conocidas como Cobra Gold, que se realizan año con año en Tailandia, por miles de militares provenientes de diversas partes del planeta.

Dichas prácticas forman parte del adiestramiento que reciben los soldados, donde se incluye un curso de supervivencia. En éste, los instructores le enseñan a los aprendices a cómo alimentarse en condiciones extremas. En consecuencia, les muestran como extraer el veneno de los escorpiones y tarántulas para poder comerlos. Además, se les prepara para atrapar serpientes, decapitarlas e ingerir su sangre.

Las maniobras continúan a pesar del riesgo que representan, por lo que PETA dirigió su escrito a Ben Wallace, secretario del Estado para la Defensa del Reino Unido, instando a que exija a los organizadores de los ejercicios reemplazar permanentemente el uso de animales vivos por otros métodos que resulten más éticos y efectivos.

La organización también recalcó lo peligroso que resulta Cobra Gold e indicó que podría ser la vía perfecta para que se originara otra pandemia como la que se está viviendo actualmente:

“El uso de animales vivos durante Cobra Gold plantea un riesgo de propagación de enfermedades zoonóticas similares a COVID-19, poniendo en peligro a las tropas y al público en general. Los virus como el SARS-CoV-2 probablemente se originaron en murciélagos y se transmitieron por primera vez a los humanos a través del contacto con un huésped animal intermedio”.

El argumento es respaldado por información de la Organización Mundial de la Salud(OMS), la cual declara que el 75% de las enfermedades infecciosas en los humanos tienen un origen animal.

En su comunicado, PETA indica que si bien, el ejercicio de entrenamiento se define como un simulacro de adquisición de alimentos, los funcionarios han admitido que la intención es generar unión entre las tropas. Por ende, esclarece que esto podría lograrse de una manera no cruel para los animales, así como más segura para la humanidad.