La nueva portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, se comprometió este miércoles en su primera rueda de prensa a compartir información “precisa” al público estadounidense y manifestó “su respeto profundo” hacia una prensa libre e independiente.

En un intento de marcar un tono distinto respecto a sus predecesores durante la Administración de Donald Trump, Psaki recordó su pasado como portavoz del Departamento de Estado en el Gobierno de Barack Obama (2009-2017), cuando vio “el poder de Estados Unidos y, por supuesto, el poder de este atril y el poder de la verdad, y la importancia de sentar ejemplo de compromiso y transparencia”.