Al menos dos personas han muerto a causa de un fuerte temporal que afecta a España y ha dejado una nevada histórica que ha colapsado Madrid y otras muchas localidades del centro del país, donde el transporte terrestre está interrumpido, cientos de automóviles quedaron atrapados y el aeropuerto de la capital sigue paralizado.

Aunque remite, el riesgo de nevadas es muy alto en las regiones de Madrid y Castilla-La Mancha y zonas de la Comunidad Valenciana (este), donde habrá fuertes heladas los próximos días, mientras la alerta máxima se extiende ya al noreste del país.