Los casos globales de COVID-19 ascendieron hoy a 82,3 millones, después de que se notificaran 470.000 nuevos positivos en las últimas 24 horas, 24.000 de ellos en África, el continente donde la curva de contagios muestra un mayor aumento, de acuerdo con los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Aunque esas cifras aún son significativamente menores a las de América (más de 350.000 casos diarios en la pasada jornada) o Europa (280.000), África registra ya un récord de contagios por jornada, por encima de su primera oleada en julio.