Ante el incremento de los casos de Covid-19, las autoridades municipales de Sola de Vega, que encabeza Esaú Núñez, no quiere respetar las medidas sanitarias que han recomendado las autoridades estatales y federales.

Pasando de largo las recomendaciones sanitarias, el presidente municipal autorizo que se realice un baile y jaripeo el próximo 24 de noviembre, con motivo de la fiesta patronal, sin tomar en cuenta la salud de la comunidad.

El reporte técnico de la Secretaria de Salud de Oaxaca, señala que el grupo donde mas se concentra los pacientes positivos a Covid-19 es de 25 a 44 años, tan solo ahí se agrupa el 45.9 de los 20 mil 875 personas confirmadas.

Por tal motivo es necesario evitar aglomeraciones, sobre todo en los próximos días cuando se celebra los días de muertos, al mismo tiempo seguir con las medidas necesarias de protección sanitaria difundidas por la SSO.