Foto: BBC

Al menos un tercio de ellas ha muerto y se teme que muchas más lo hagan en las próximas horas.

270 ballenas piloto aparecieron este lunes varadas en la costa de Australia, según informaron los servicios de rescate, que intentan ahora salvar a cuantos animales puedan.

Los biólogos marinos se enfrentan a una delicada operación de salvamento que probablemente llevará días.

Hasta el momento han muerto 90 de ellas y se ha logrado rescatar a 25.

Se desconoce qué llevó a las ballenas hasta la orilla. La aparición de ballenas varadas en la zona es habitual, pero hacía más de diez años que no aparecían tantas juntas al mismo tiempo.

El estado de Tasmania, donde se encuentran las ballenas, vivió un episodio parecido por última vez en 2009, cuando encallaron alrededor de 200 de estos cetáceos.

Los equipos de rescate del Programa de Conservación Marítima de Tasmania encontraron este lunes tres grupos de ballenas en Macquarie Heads, un extremo remoto de la isla, de difícil acceso tanto por mar como por tierra.

Unos 200 animales habían aparecido en un banco de arena, mientras que 30 fueron localizados a pocos metros.

Un tercer grupo de 30 ballenas varó más tierra adentro, en la zona de Ocean Beach.

Con la marea en contra
40 efectivos intentan devolver a las ballenas al mar y salvarles así la vida.

Comenzaron a “reflotar” un pequeño número de ellas este martes por la mañana, empleando equipos para empujarlas fuera de los bancos de arena y trasladarlas hacia aguas más profundas.

“Normalmente, nos las vemos con animales altos y secos en la playa. Esto es diferente. Tenemos animales a medio flotar, así que probablemente no llevará demasiado reflotarlos”, dijo el doctor Kris Carlyon, biólogo que participa en el intento de rescate.

Si las ballenas se manejan bien en el agua, el siguiente paso será entonces llevarlas mar adentro.

La fuerte marea no facilita la labor de los equipos de rescate que podrían verse obligados a utilizar barcos para realizar la maniobra.

Caryon advirtió que puede que los rescatadores no puedan hacer nada por muchas de las ballenas, debido a su gran tamaño o por haber quedado en lugares de los que no se las pueda sacar. Las ballenas piloto pueden llegar a medir siete metros y pesar tres toneladas.

“Empezaremos por los animales con las mayores posibilidades”, indicó Carlyon.

Experiencias pasadas han mostrado que estos animales puede sobrevivir tres o cuatro días varados y muchos en este grupo se encuentran en buenas condiciones de temperatura y humedad.

Las autoridades han pedido al público que se mantenga alejado del lugar y aseguran contar ya con personal suficiente.

¿Por qué las ballenas a veces nadan hasta la orilla?
Los científicos aseguran que en muchos casos es imposible conocer el motivo.

En torno a Australia y Nueva Zelanda, diferentes tipos de ballena migran todos los años en grupos de hasta 1.000 ejemplares.

Los investigadores señalan que las ballenas siguen un líder y sus fuertes lazos sociales pueden llevar a que todo el grupo acabe varado en la orilla.

“Puede haber sido un percance de una o dos de ellas y, como la ballena piloto es una especie tan social, eso puede haber arrastrado a los demás animales”, dijo el doctor Carlyon.

En Nueva Zelanda, más de 200 ballenas piloto murieron en tan solo una semana en diferentes episodos en la costa este del país.

-bbc.com-