Notimex

Manila.- El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, aprobó este martes extender la cuarentena estricta y el cierre de toda la isla de Luzón hasta el 30 de abril, para contener la propagación de la pandemia COVID-19.

El 17 de marzo, Duterte ordenó la cuarentena en la mayor isla del país, donde viven unos 57 millones de personas, más de la mitad de la población filipina, con vigencia hasta el 12 de abril, justo después de la Semana Santa.

“Me inclino a la extensión de la cuarentena hasta el 30 de abril”, dijo el mandatario en un discurso televisado, reportó la emisora ABS-CBN News.

La extensión le daría al gobierno filipino suficiente tiempo para mejorar su respuesta de salud pública y prepararse para una “nueva normalidad”, dijo el secretario del gabinete Karlo Nograles, portavoz del grupo de trabajo interinstitucional.

Filipinas busca retrasar el “pico” de su lucha COVID-19 o el “peor de los casos” hasta 2021 con la esperanza de que los expertos médicos puedan encontrar una vacuna para la enfermedad en ese momento, explicó Nograles.

Hasta el momento, Filipinas ha confirmado tres mil 660 casos de contagio y 163 muertes, cifras que suben cada día a medida que el país incrementa su capacidad de realizar pruebas de diagnóstico.

-Notimex-