EFE

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, anunció hoy la prohibición de viajar entre ciudades durante cuatro días y un toque de queda el miércoles, coincidiendo con la festividad de la Pascua judía (Pésaj) que impedirá viajes y reuniones familiares por la crisis del coronavirus.

Netanyahu adelantó hoy que espera levantar algunas de las medidas preventivas después del Pésaj (15 de abril), que comienza al atardecer del miércoles, cuando se ha impuesto un toque de queda completo por lo que miles de familias, en muchos casos dispersas por el país, no podrán reunirse como es tradición.

-EFE-