EFE

Un antiguo militar acusado del asesinato del periodista Jan Kuciak y su prometida en febrero de 2017, Miroslav Marcek, un crimen que sacudió la política y la sociedad de Eslovaquia, admitió hoy en el juicio todos los cargos de la fiscalía.

Aunque al principio negó estar involucrado, en abril de 2019, cuando ya se encontraba en prisión preventiva, Marcek admitió que fue él quien disparó contra Kuciak y Martina Kushinora, una confesión que ratificó un mes después.

-EFE-