elfinanciero.com.mx

CIUDAD DE MÉXICO.- La captura de Julio César Oliva Torres, ‘El Sexto’, anunciada ayer por el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, significa la desarticulación por completo de la estructura de mando de La Línea, brazo armado del Cártel de Juárez, y principal generador de violencia en la ciudad desde 2008.

Simultáneamente a la captura de Oliva Torres, quien era uno de los 122 objetivos prioritarios del gobierno federal, 110 de los cuales ya fueron detenidos, se aprehendió a Marlon Reyes y Enrique Elier Quezada, ‘El Kely’, éste último segundo al mando de ‘La Línea’.

En febrero y mayo pasado ya habían sido detenidos Jesús Salas Aguayo, ‘El Chuyín’, y Carlos Arturo Quintana, ‘El 80’, identificados por la DEA, junto con ‘El Sexto’, como líderes de la organización, a la que se la atribuyen miles de homicidios y tráfico de droga a Estados Unidos.

Este grupo tuvo sus orígenes en la década pasada. El Cártel de Juárez creó este grupo “como brazo armado”, para enfrentar al Cártel de Sinaloa y sus “escuadrones de la muerte” que querían apoderarse de Ciudad Juárez, para el tráfico de drogas a Estados Unidos.

Esta confrontación sumió a Juárez a ser considerada la ciudad más violenta del mundo.

Entre los casos que se le atribuye a La Línea está la masacre de Villas de Salvárcar, el 30 de enero de 2010, donde asesinaron a 16 jóvenes; un atentado en marzo de ese mismo año, donde murieron empleados del Consulado de Estados Unidos en Juárez, y un ataque con coche bomba a policías federales, en julio de ese mismo año.

Por estos tres hechos, las autoridades mexicanas detuvieron, entre otros, a José Antonio Acosta Hernández, ‘El Diego’, quien en su momento fue líder de La Línea.

Este sujeto ya fue extraditado a Estados Unidos y sentenciado a 10 cadenas perpetuas por diversos delitos. Ante autoridades de aquel país y mexicanas, Acosta Hernández confesó haber participado directa o indirectamente en alrededor de mil 500 homicidios.

Pese a la guerra contra el narco, donde Chihuahua tuvo atención prioritaria, que incluyó la detención de líderes del Cártel de Juárez, entre ellos Vicente Carrillo Fuentes, ‘El Viceroy’, en octubre de 2014, este grupo sobrevivió y cometió crímenes como el de periodista Miroslava Breach, en marzo de 2017.

Fuente: elfinanciero.com.mx