La empresa europea Mareña Renovables, retirará su inversión por no encontrar las condiciones necesarias para la instalación de un parque eólico en la zona del Istmo de Tehuantepec.

Debido al impacto económico, el Secretario de Asuntos Indígenas de Oaxaca, Adelfo Regino Montes, hizo un llamado a crear las mejores condiciones para que los proyectos de aprovechamiento de los recursos naturales en particular, los relativos a la generación de la energía eólica en la zona del istmo de tehuantepec, “se den en un marco de certidumbre jurídica y paz social”.

Lo anterior, por el anuncio de la empresa de retirar su inversión muiltimillonaria, que realizaría para terminar la construcción de un parque energía limpia a través de aerogeneradores específicamente en el lugar conocido como La Barra de Santa Teresa perteneciente a San Dionisio del Mar.

Además, confió en que el gobierno federal podría intervenir junto con las instancias estatales correspondientes para llamar al diálogo a las partes involucradas a efecto de buscar las soluciones adecuadas, incluyendo un proceso de consulta a las comunidades en cuestión.

Y es que se tiene conocimiento de que la Secretaría de Energía (SENER) tiene la voluntad y la disposición de entablar un proceso de diálogo y mediación entre las partes que permita el establecimiento del proyecto en las mejores condiciones, ahora en la comunidad de El Espinal.

Mareña Renovables había tardado hasta un año en conseguir todos los permisos para la instalación de sus aerogeneradores en el lugar conocido como Barra de Santa Teresa, pero a consecuencia de conflictos sociales e intereses particulares de grupos externos, declinó en su intensión, dejando primeramente las obras detenidas y enseguida retirándose de la zona, buscando otras alternativas.

Además seguía pagando los derechos reconocidos a las comunidades situadas alrededor del parque, lo que traía mas consecuencias negativas a los propietarios de la firma.
Incluso, la Secretaría de Economía del gobierno estatal, había confirmado que en primera instancia, Mareña Renovables perdería mil millones de pesos por dejar la zona, al haber comprado los derechos para instalarse.