‘No tengo derecho a fallar’; Andrés Manuel López Obrador asume como presidente

‘No tengo derecho a fallar’; Andrés Manuel López Obrador asume como presidente

CIUDA DE MÉXICO.

excelsior.com.mx

Tras 13 años de lucha político-electoral, Andrés Manuel López Obrador se ciñó, al fin, la banda presidencial.

Ante el Congreso de la Unión, reconoció que no tiene derecho a fallarle al pueblo de México y ofreció trabajar 16 horas diarias para afianzar la Cuarta Transformación.

Haré cuanto pueda para obstaculizar las regresiones en las que conservadores y corruptos estarán empeñados. Aplicaremos muy rápido los cambios políticos y sociales para que, si en el futuro nuestros adversarios nos vencen, les cueste mucho trabajo dar marcha atrás a lo que ya habremos de conseguir”, dijo.

En su discurso de 78 minutos, López Obrador arremetió contra la política económica neoliberal al calificarla de “calamidad” para el país.

Descartó reelegirse, emprender persecuciones políticas o dejar que funcionarios y sus familiares aprovechen el cargo para hacer negocios al amparo del poder público.

Luego de asegurar que la honestidad es lo más importante en su vida, se dijo optimista para enfrentar los problemas nacionales porque el pueblo es trabajador y hay riqueza. Lo único que falta, dijo, es un buen gobierno.

Seremos una potencia económica, un país modelo que habrá de demostrar al mundo que acabar con la corrupción es posible”, sostuvo.

Después, en el Zócalo, tras recibir el bastón de mando por parte de los pueblos indígenas, dijo que anhela purificar la vida pública de México.

Ante miles de simpatizantes, y tras enlistar 100 compromisos de gobierno, pidió al pueblo que no lo deje solo.

Sin ustedes los conservadores me avasallarían, pero con ustedes me van a hacer lo que el viento a Juárez. Ya no me pertenezco, soy del pueblo de México”, señaló.

Adelantó que cada año irá al Congreso y al Zócalo para rendir sus informes.

“SE ACABARÁ LA IMPUNIDAD”

En su primer discurso como Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador puso punto final a la política económica neoliberal porque “ha sido una calamidad para la vida pública”; en contraste, ofreció trabajar 16 horas diarias para que su sucesor no pueda dar marcha atrás a la Cuarta Transformación.

Haré cuanto pueda para obstaculizar las regresiones en las que conservadores y corruptos estarán empeñados. Por eso aplicaremos rápido, muy rápido, los cambios políticos y sociales para que, si en el futuro nuestros adversarios, que no nuestros enemigos, nos vencen, les cueste mucho trabajo dar marcha atrás a lo que ya habremos de conseguir”, enfatizó en la máxima tribuna del país.

En el Palacio Legislativo de San Lázaro hubo casa llena. Propios y extraños escucharon su discurso de 78 minutos, tiempo en el que prometió no robarle a la nación; marcó el fin a las persecuciones políticas; negó que busque la reelección y aprovechó su encuentro con los legisladores para presentar sus primeras iniciativas.

Enrique Peña Nieto lo escuchó atento. Minutos antes, el priista se quitó la banda presidencial —ahora con el color verde en la parte superior—, se la entregó a Porfirio Muñoz Ledo, quien a su vez se la dio en las manos al nuevo mandatario.

Así, luego de haberse puesto la banda presidencial, López Obrador regresó una tradición al Congreso: que el Jefe del Ejecutivo Federal emita un mensaje ante la Asamblea, lo que no pudieron hacer ni Felipe Calderón ni Enrique Peña Nieto.

A partir de ahora se llevará a cabo una transformación pacífica y ordenada, pero al mismo tiempo profunda y radical, porque se acabará con la corrupción y con la impunidad que impiden el renacimiento de México”, dijo al abrir su discurso.

No nos equivoquemos, vamos a terminar con la impunidad, los ladrones en el gobierno y la eliminación de privilegios se instalarán como política de Estado, así como ya lo hemos hecho con la austeridad republicana”, añadió.

Luego de colocarse la banda presidencial que le entregó el diputado Porfirio Muñoz Ledo, el presidente Andrés Manuel López Obrador dirigió un mensaje en el que ofreció trabajar 16 horas diarias para que su sucesor no pueda dar marcha atrás a la Cuarta Transformación que él ha iniciado. Foto: Héctor López

NO ROBARÁ

Aseguró que nada material le interesa, que no le importa la parafernalia del poder, así que se comprometió a no robar y a no permitir que nadie se aproveche de su cargo o posición para sustraer bienes del erario o hacer negocios al amparo del poder.

Esto aplica para amigos, aplica para compañeros de lucha y familiares. Dejo en claro que si mis seres queridos, mi esposa o mis hijos, cometen un delito, deberán ser juzgados como cualquier otro ciudadano. Sólo respondo por mi hijo Jesús, por ser menor de edad”, enfatizó mientras lo observaba su esposa Beatriz desde el palco principal de la Cámara de Diputados.

Añadió que, si bien no olvida, es partidario del perdón y la indulgencia, por lo que esta nueva etapa la iniciará sin perseguir a nadie porque no le apuesta al circo ni la simulación.

Si abrimos expedientes dejaríamos de limitarnos a buscar chivos expiatorios, como se ha hecho siempre, y tendríamos que empezar con los de mero arriba, tanto del sector público como del sector privado. No habría juzgados ni cárceles suficientes, y lo más delicado, lo más serio, meteríamos al país en una dinámica de fractura, conflicto y confrontación, y ello nos llevaría a consumir tiempo, energía y recursos que necesitamos para emprender la regeneración verdadera y radical de la vida pública de México, la construcción de una nueva patria, la reactivación económica y la pacificación del país”, expresó.

Estoy preparado para no fallarle a mi pueblo. Ahora que venía para acá, se emparejó un joven en bicicleta y me dijo: Tú no tienes derecho a fallarnos. Y ése es el compromiso que tengo con el pueblo: No tengo derecho a fallar”, aceptó.

BAJARÁ LA GASOLINA

El Presidente no se salvó de las manifestaciones. Los panistas lo dejaron rendir protesta. Fueron institucionales, pero a los tres minutos de su discurso sacaron las primeras pancartas: “Democracia sí. Autoritarismo no”.

López Obrador cayó una vez en la provocación, cuando los del blanquiazul exhibieron una pancarta con la leyenda: “Que baje la gasolina”.

Ahora resulta que los que aumentaron el precio a las gasolinas están pidiendo que baje. Hago el compromiso responsable, que pronto, muy pronto, cuando terminemos la refinería que vamos a construir en México y se rehabiliten seis refinerías, va a bajar el precio de la gasolina y de todos los combustibles”, contestó.

Mientras los mismos panistas, con pancartas, pidieron reducir el IVA en la frontera, el Jefe del ejecutivo Federal anunció que a partir del 1 de enero entrará en vigor la zona libre a lo largo de los tres mil 180 kilómetros de frontera con Estados Unidos.

Esta franja de 25 kilómetros de ancho se convertirá en la zona libre más grande del mundo. Allí se cobrará lo mismo de impuestos y costarán igual los energéticos que en California, en Arizona, Nuevo México y Texas, de la Unión Americana. En otras palabras, en esta franja se reducirá el IVA del 16 al 8 por ciento. El Impuesto Sobre la Renta bajará al 20 por ciento. La gasolina, el gas y la electricidad costarán menos que en el resto del país y se aumentará al doble el salario mínimo”, anticipó.

En materia económica también subrayó que las inversiones de accionistas nacionales y extranjeros están seguras y que respetará la autonomía del Banco de México.

Así, el tabasqueño también enardeció a los del blanquiazul, bancada que repudió, desde el inicio, la invitación que se le hizo al presidente de Venezuela.

No obstante, el orador enunció los nombres de los invitados extranjeros, iniciando por Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos, le siguió Ivanka Trump, hija del presidente estadunidense. Continuó con los nombres, pero al mencionar a Nicolás Maduro, aunque ni siquiera llegó al recinto parlamentario, los panistas comenzaron con las consignas: “¡Dictador!, ¡dictador!”, le gritaron al venezolano, a quien le hicieron saber con una manta que no era bienvenido en el Congreso.

URGE LA GUARDIA CIVIL

Buena parte de su discurso lo dedicó a las Fuerzas Armadas. A un lado estaban los secretarios de la Defensa, el general Luis Sandoval, y de la Marina, el almirante José Rafael Ojeda.

“SIN USTEDES, NO VALGO NADA”

Tres elecciones, dos descalabros, giras durante 13 años por el país, la construcción de un partido y una ventaja histórica en los comicios del pasado 1 de julio llevaron a que Andrés Manuel López Obrador aceptara que sin sus simpatizantes no hubiera llegado a la Presidencia.

No me dejen solo porque sin ustedes no valgo nada o casi nada”, leyó López Obrador en el discurso que llevaba preparado y, motivado por la emoción del momento, improvisó: “yo ya no me pertenezco, yo soy de ustedes, soy del pueblo de México”.

Ante un Zócalo casi lleno, el Presidente insistió en que su compromiso con el pueblo de México es algo vital para él y para su futuro político.

El presidente Andrés Manuel López Obrador recibió el bastón de mando por parte de 68 pueblos originarios y el pueblo afromexicano, ayer, en un escenario instalado en el Zócalo de la CDMX. Foto: Luis Enrique Olivares

Sin ustedes, los conservadores me avasallarían fácilmente. Yo les pido apoyo, porque reitero el compromiso de no fallarles. Primero muerto que traicionarles”, recalcó el titular del Ejecutivo al final de su discurso en el Zócalo.

Fue su segundo discurso del día, tras su alocución en el Palacio Legislativo luego de rendir protesta como Presidente constitucional.

El Presidente se dirigió de la Cámara de Diputados al Palacio Nacional, donde tomó protesta a su gabinete legal, y encabezó una comida con los invitados especiales a su investidura.

Posteriormente salió a la plaza, donde ya se desarrollaba el festival musical y cultural en su honor.

En el escenario instalado frente a la Catedral Metropolitana recibió el bastón de mando por parte de 68 pueblos originarios y el pueblo afromexicano.

Tras esa ceremonia ritual, inició su discurso, en el que se comprometió a que cada año va a efectuar una asamblea en el Zócalo para refrendar los cien compromisos que enumeró y para evaluar su cumplimiento.

Les invito a que ayudemos, todos, a convertir en realidad estos compromisos y que cada año, aquí en el Zócalo, los repasemos uno por uno y podamos saber si ya se han cumplido o siguen pendientes.

Discutamos en todas las plazas públicas de México si avanzamos o no, con el propósito de que haya transparencia y acabar con la corrupción y la impunidad. Analicemos en las casas, calles y plazas si mejora o empeora la situación económica y social de nuestro pueblo y tomemos siempre entre todos los acuerdos que más convengan a la sociedad y a la nación”, invitó.

Al inicio de su alocución, López Obrador resumió su proyecto de nación como “forjar una modernidad forjada desde abajo y para todos”.

PROMESAS

López Obrador dio un discurso de más de hora y media en el Zócalo en el que expuso los cien puntos eje de su próxima administración, iniciando por el respeto a las comunidades indígenas del país.

Ante los representantes de las 68 comunidades y pueblos originario dijo que han vivido “siglos de pobreza, marginación” y, por ello, “todos los programas del gobierno tendrán como población preferente a los pueblos indígenas de las diversas culturas del país”.

Enumeró los programas sociales que echará andar, desde el aumento en las pensiones a adultos mayores, los apoyos económicos y empleo a estudiantes, apoyo a discapacitados, la apertura de un centenar de universidades públicas y el reforzamiento de los centros de desarrollo infantil.

Reiteró su rechazo y eventual cancelación de la Reforma Educativa, insistió en los nulos beneficios de la Reforma Energética y recalcó la construcción de refinerías, de caminos rurales, y la habilitación de internet gratuito a todos los espacios públicos del país.

Anunció la propuesta de dos “cortinas” para evitar la migración: en la frontera norte, un programa de reducción de impuestos que la convertirá en la “zona franca” más grande del mundo, y su propuesta de sembrar un millón de hectáreas de árboles frutales o maderables en el sureste.

Su gobierno trabajará en el esclarecimiento del caso de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, respetará los derechos humanos y procurará la liberación de los presos políticos.

En cuanto a infraestructura, insistió en que la refinería que se construirá en Dos Bocas, Tabasco, permitirá reducir el costo de combustibles a mitad de su sexenio, y con el Tren Maya se revitalizará la economía de la península de Yucatán.

Todos estos proyectos serán evaluados constantemente y por ello pidió a sus simpatizantes seguirse encontrando.

Mantengamos siempre la comunicación. No habrá divorcio entre pueblo y gobierno. Yo les necesito.

Por encima de todo, actuemos con optimismo y alegría, porque tenemos la dicha enorme de vivir tiempos interesantes; estamos ante un momento estelar de la historia porque entre todos empezamos a construir la justicia y la felicidad que nuestro pueblo se merece”, sentenció López Obrador.

Tras su discurso y de la interpretación del Himno Nacional, el Presidente se retiró del escenario y se dirigió a su domicilio, en el sur de la Ciudad de México.

En el Zócalo la celebración continuó hasta cerca de las 21:30 horas.

RECIBE BASTÓN DE MANDO

Ante una Plaza de la Constitución repleta, el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, se arrodilló en la ceremonia organizada por los pueblos indígenas para otorgarle el bastón de mando, que por primera vez se concedió de manera unánime a un primer mandatario en nuestro país.

El incienso y el copal rodearon la ceremonia de la puesta de las flores, xochitlatli, rito ancestral con el que fue consagrado y purificado el líder de la Cuarta Transformación de México, quien luego de escuchar las palabras entrecortadas del llanto de un indígena que portaba un crucifijo, se arrodilló junto a él.

El presidente López Obrador fue “purificado” para recibir el bastón de mando. Foto: Luis Enrique Olivares

En nombre de los pueblos indígenas y afromexicanos de México, venimos con todo respeto, pero con una gran responsabilidad a depositar en sus manos, licenciado Andrés Manuel López Obrador, el bastón de mando, que como lo ha dicho el hermano, sirva para usted mandar obedeciendo al pueblo”, dijo una mujer indígena a López Obrador, quien también fue encomendado a la Virgen de Guadalupe.

Aquí está el bastón de mando, el símbolo con el que usted conducirá a nuestro pueblo”, subrayaron en la ceremonia que duró casi una hora y en la cual también se purificó a Beatriz Gutiérrez, esposa del Presidente.

Los indígenas lanzaron plegarias al norte, al sur, al centro, al este, al fuego, al agua, al viento y a la tierra para que al Presidente le vaya bien en su gestión.

Después de recibir el símbolo de mando, López Obrador reconoció el lugar de los pueblos originarios en la historia de nuestro país y la situación que enfrentan.

Fuente: excelsior.com.mx

Previous Gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador estrena cuentas en redes sociales
Next Encabeza López Obrador salutación a las Fuerzas Armadas

You might also like

Nacional

La opulenta vida de Karime Macías, la esposa de Javier Duarte

CIUDAD DE MÉXICO. Aunque no tiene orden de aprehensión en su contra, Karime Macías es investigada por utilizar el dinero de los veracruzanos. Junto con su familia, adquirió cuatro propiedades

Nacional

Confiaron en ‘La Flor de la Abundancia’ y lo perdieron todo

CIUDAD DE MÉXICO. Pagar más de 300 pesos a la semana de intereses, saber que tu boda se podría cancelar, que tu negocio lo tendrías que traspasar, son algunos de

Nacional

Se agrava crisis para defensores de derechos humanos en México

CIUDAD DE MÉXICO. Defender los derechos humanos es, desde hace años, una actividad de riesgo en México: hombres y mujeres han sido asesinados por clamar justicia, buscar desaparecidos o defender

Nacional

PEMEX SUSPENDE OPERACIONES DE REFINERÍA EN OAXACA POR TORMENTA

CIUDAD DE MÉXICO Petróleos Mexicanos (Pemex) informó este martes que su refinería en Salina Cruz, Oaxaca, interrumpió operaciones tras las lluvias generadas por el paso de la tormenta tropical ‘Calvin’.

Nacional

Tormenta tropical ‘Aletta’ se forma en el Océano Pacífico

CIUDAD MÉXICO La madrugada de este miércoles se formó la tormenta tropical ‘Aletta’ en el Océano Pacifico, a partir de la Depresión Tropical 2-E. De acuerdo con el Servicio Meteorológico