Tragedia tras tragedia

Tragedia tras tragedia

 

La tarde del pasado viernes un sismo de 7.2 de magnitud, con epicentro en la costa chica de Oaxaca, sacudió gran parte del país, y principalmente nuestro estado, a consecuencia de ello se activaron de inmediato los protocolos de auxilio.

 

Instantes después del sismo, el gobernador del estado Alejandro Murat, en compañía del secretario de gobernación, Alfonso Navarrete Priva y seis funcionarios más, a bordo de un helicóptero de la fuerza área, se encontraban recorriendo la zona de desastre.

 

Eran casi las diez de la noche, cuando la aeronave llegaba a Jaltepec y al realizar maniobras para aterrizar, se desplomo por un error del piloto que perdió el control debido a la gran cantidad de polvo que se levantó, de esta manera el pesado helicóptero fue a caer sobre una camioneta de pasaje y un grupo de personas que estaban en tierra, resultando más de 13 muertos y una veintena de lesionados de gravedad, varios de los cuales perdieron diversas extremidades de sus cuerpos.

 

Esa es la verdad de los hechos y en torno ellos se ha levantado una ola de críticas y condenaciones para nuestras autoridades, que lo único que hicieron es llegar cuanto antes a las zonas de desastre aun a costa de su propia vida, sin embargo, desde la oscuridad como suelen actuar los cobardes, comenzaron a generar una corriente de opinión condenando al ejecutivo estatal y responsabilizándolo de los hechos, algo totalmente loco, pues Alejandro Murat casi pierde la vida en ese viaje.

 

Tuvo que llegar hasta la zona del accidente el secretario de la Defensa Nacional, el general Salvador Cien fuegos, quien se responsabilizó de los hechos y se comprometió con los familiares que perdieron a un ser querido en apoyarles y reconstruir las casas de los afectados en esa comunidad costeña.

 

Yo sé que este comentario debe estar lacerando los oídos de quienes ven todo mal en el actual gobierno estatal, pero es necesario dar a conocer que jamás antes en la historia de Oaxaca un gobernador había acudido con tanta prontitud a las zonas de desastre como lo ha hecho el ejecutivo estatal, Alejandro Murat.

 

Lo hizo en las pasadas inundaciones de agosto, lo hizo también en el terremoto de septiembre pasado y lo hizo de nueva cuenta el pasado sábado, no se trata de protagonismos, como dicen los enemigos del gobierno en turno, se trata de una respuesta rápida y contundente de quien tiene en sus manos el control del estado, se trata de una acción de gobierno y eso siempre será bien visto por la ciudadanía.

 

Si todo se tratara de un acto proselitista, como decía por ahí Alberto esteva, ex secretario de seguridad pública del gobierno de Gabino Cué, el ejecutivo estatal hubiese llevado su propio helicóptero y hubiera llegado de día y con cientos de fotógrafos para que dieran cuenta de su trabajo, sin embargo lo hizo de noche, en una aeronave que no conocía, se puso en manos de la SEDENA y del piloto, que por cierto resulto pésimo.

 

¿Para que arriesgar la vida?, ¿para que exponerse? Sin embargo, Alejandro Murat lo hizo porque le interesa su gente, tan es así, que el pasado sábado de nueva cuenta regreso a la zona de desastre a darle su pésame a los deudos y a seguir con las labores de auxilio.

 

Toca ahora a la Secretaría de la Defensa Nacional esclarecer los hechos, demostrar que fue un accidente y reparar hasta donde sea posible el daño, a nosotros los oaxaqueños bien nacidos, solo nos queda reconocer el esfuerzo de nuestras autoridades que a costa de su vida llegaron hasta la zona de desastre en cuestión de horas, que hubo un accidente, pues sí, eso le hubiera pasado a cualquiera…..Cambiando de tema, quiero comentar brevemente que la noche del pasado sábado, en los más altos círculos del PRD nacional, en la capital del país, todo estaba ya amarrado para que el ex priista Samuel Gurrión, fuera “destapado” como el candidato al senado de ese instituto político en el estado de Oaxaca, estaba tan seguro el istmeño, que comenzó a llamar a todos los conocidos perredistas del estado, agradeciéndoles el apoyo que le habían brindado, los festejos comenzaron y el  “inocente istmeño” pensó que ya la había hecho, que se saldría con la suya y que tendría fuero otros 6 años.

 

Fueron dos horas de festejo, de alegría, de llamadas para que se organizara al otro día, es decir ayer domingo en Oaxaca, un mega evento en el cual se luciría como candidato al senado por el PRD y ya se sentía senador de la republica.

 

Sin embargo, minutos antes de la media noche del mismo sábado, lo llamaron y le dijeron que en su lugar entraba el también ex priista, Manuel García Corpus, la sonrisa se le congelo en el rostro al ex priista, quien no supo que hacer, estaba probando una sopa de su propio chocolate, había sembrado deslealtades y pronto comenzó a cosecharlas, pues le habían dicho que si y finalmente le tuvieron que decir Las….ti…ma…Mar….gari….to. Recuerde que me puede seguir en tuiter, búsqueme como @visiónpolitica7.

 

 

You might also like

Fernando Cruz López

*.- Quieren mano los maestros *.- Pelean por el control educativo.

Haciendo alarde de influyentísimo y de la fuerte presencia que la Sección 22 del SNTE tiene en el gobierno del “cambio” de Gabino Cue Monteagudo, los dirigentes magisteriales luchan a

Fernando Cruz López

.-abusivos .-ya basta

De nueva cuenta los oaxaqueños nos encontramos a merced de un reducido grupo de maestros inconformes con todo y de todo, mentores que durante años se acostumbraron a la dulce

Fernando Cruz López

*.-Y Esteva que? *.-Sigue el problema

Luego de 15 días de paro de actividades, de movilizaciones y de toma de una serie de instalaciones policiacas, los elementos de la Policía Estatal, dieron por terminada su inconformidad

Fernando Cruz López

*. – ¡Al rescate!! *. – Llego el apoyo

Vision Política.   Luego del anuncio del aumento a las gasolinas en todo el país y los estragos que ya está causando en la economía de millones de mexicanos, no

Fernando Cruz López

*.- Buenas cuentas- 

  Vision politica. Proveniente de una extirpe de excelentes politicos nacidos en la verde Antequera, El titular de la Secretaría de Desarrollo Social, Raúl Bolaños Cacho, a pesar de su