Juventud oaxaqueña en las artes y la cultura

Juventud oaxaqueña en las artes y la cultura

 

Cada año, el 12 de Agosto conmemoramos el Día Internacional de la Juventud para recordar la importancia de este numeroso grupo poblacional y la agenda pendiente por concretar su plena participación en la sociedad y la mejora de su situación. Sin duda el espectro de tareas es amplio, así que hoy me parece oportuno hablar sobre la parte correspondiente a las artes y a la cultura.

En primer lugar visualicemos el panorama: actualmente el grupo de personas comprendidas entre los 18 y los 29 años de edad, conforma la generación más numerosa de la historia, de acuerdo con datos de la ONU. En México, los jóvenes entre 15 y 29 años representan el 31% del total de la población; mientras que en Oaxaca uno de cada cuatro habitantes pertenece a este grupo poblacional. Su entusiasmo, energía y visión ante la vida, les convierte en agentes de la transformación social que el mundo requiere.

Por ello, los desafíos que enfrentan deben ser atendidos como prioridad. En 2014, 47.7% de los migrantes mexicanos tenían entre 15 y 29 años. El año pasado, la OCDE colocó a nuestro país como el quinto con mayor número de jóvenes (22%) entre 15 y 29 años que no trabajan, no estudian, ni se capacitan: son los llamados “ninis”, quienes en su mayoría viven en situación de pobreza y de los cuales, desafortunadamente, la mayor parte son mujeres con una alta incidencia de embarazos adolescentes.

De manera muy preocupante, vemos que el suicidio en los jóvenes de 15 a 19 años actualmente ocupa la tercera causa de muerte, sólo después de los accidentes de tránsito y homicidios por violencia intrafamiliar; incluso, según cifras del Instituto Nacional de Salud Pública, tristemente el suicidio es la primera causa de muerte en mujeres de 15 a 19 años.

Mientras en los años ochenta y noventa las series de televisión para chavos planteaban los problemas cotidianos de los jóvenes en las escuelas, con sus familias y el proceso natural de crecimiento, hoy vemos series como “Por 13 razones” ó “Hasta los huesos”, que abordan este tipo de temas dolorosos, poniendo sobre la mesa el entender por qué los jóvenes se suicidan o las dificultades para tratar los trastornos alimenticios.

¿Qué hacer ante este escenario? Sin duda, las aristas son múltiples; por ejemplo, los factores económicos son determinantes para ampliar el espectro de posibilidades de nuestros jóvenes, tanto apoyando su formación educativa, como abriendo oportunidades laborales y de emprendimiento. El propio sistema educativo es trascendental, como bien sabemos, para desarrollar sus aptitudes y conocimientos; para alimentar el espíritu y la curiosidad por entender el mundo y para ganar la confianza necesaria para superar cualquier barrera.

Sin embargo, otro punto crucial pertenece al ámbito privado de cada familia, en el tiempo de calidad que padres e hijos pasan juntos, los valores que se les inculcan y los intereses que se les fomentan, pues derivado de ello podemos comprender las actividades a las que nuestros jóvenes dedican más tiempo y su impacto. Según la Encuesta Nacional sobre el Uso del Tiempo (INEGI), entre las actividades de recreación más comunes de los jóvenes mexicanos está el ver televisión, seguida del tiempo especial que dedican a los integrantes de su hogar, y de las horas que dedican al internet (es decir redes sociales, chats y correo electrónico). Estos hábitos dificultan la concentración y la capacidad de abstracción, alejando a nuestros jóvenes de la lectura y de actividades culturales como el disfrutar de museos o de los conciertos de música instrumental.

He ahí el gran reto, ¿cómo hacer que nuestros jóvenes vuelvan la mirada al arte y a la cultura? Me queda claro que para SECULTA Oaxaca, se vuelve necesario impulsar con mucha fuerza la formación artística de la juventud oaxaqueña, pero también acercar la oferta cultural mediante proyectos innovadores que les muestre a los chavos que las artes y las culturas son esenciales para nuestro bienestar integral. Que lejos de ser aburridas nos abren un inmenso abanico de posibilidades, que ayudan a formar personalidades carismáticas y a desarrollar aptitudes útiles para comprender mejor la vida.

Recuerdo que el maestro dancístico Jorge Emilio Pérez Arias en alguna ocasión me comentó que a los niños y jóvenes la danza les brinda seguridad y disciplina, ayudándoles a enfrentar lo desconocido. Así también para el maestro Víctor Vásquez Labastida, director de la Compañía Estatal de Danza Costumbrista, el trabajo con jóvenes no sólo implica transmitir la ejecución del arte, sino el formar seres humanos que muchas veces enfrentan situaciones familiares y escolares adversas, pero que a través del amor al arte, la constancia y el esfuerzo, con el tiempo logran superarse y volar.

Hace un par de semanas, durante la apertura de su primera exposición, platiqué con Marcos Cortés, un joven artista plástico que de niño soñó con pintar y que ahora con apenas 24 años está logrando posicionar su obra. Su camino no ha sido fácil; como muchos de nuestros jóvenes, Marcos ha tenido que trabajar desde muy jovencito (de lava autos y carpintero) para poder mantenerse; sin embargo nunca dejó de lado su pasión y hoy comienza a recoger los frutos de su tenacidad. Cuando le pregunté qué le diría a los chavos “ninis”, me dijo: “Que no pierdan lo más valioso que tienen, que es su tiempo, que se propongan metas y luchen por ellas, que no se queden esperando a que alguien le dé rumbo a sus vidas porque sólo el trabajo y la constancia les permitirán salir adelante”.

Es un mito pensar que el arte es para que lo ejerzan unos cuantos virtuosos. Desarrollar habilidades artísticas es una necesidad que todos deberíamos ponderar. María Fernanda Ruíz, estudiante de la Licenciatura en Danza Folclórica Mexicana dice: “el arte es para todos, pero no todos se dan la oportunidad de conocerlo y experimentarlo”.

Nuestros jóvenes no son nuestro futuro, son nuestro presente, y por lo tanto su bienestar y desarrollo se convierten en prioridad. Por favor les pido aprovechen esta etapa, que es la primavera de sus vidas, donde pueden tener por seguro que lo que siembren, germinará. Les invito a acercarse a las convocatorias de SECULTA, y a dejarse conquistar por las artes y las culturas de nuestro estado, porque son llaves que abren muchas puertas y generan hermosas metamorfosis.

You might also like

Ana Vásquez Colmenares

#FuerzaOaxaca: Desde la Mixteca

Septiembre 2017 pasará a la historia como un tiempo de duras pruebas para nuestro país. Doce días después del terremoto más fuerte en los últimos cien años en México (8.2),

Ana Vásquez Colmenares

Teatro: El arte de las emociones humanas

La semana pasada hablábamos de la danza y de su trascendencia en la sociedad, y hoy toca hablar de otra arte escénica de gran importancia, por supuesto me refiero al

Ana Vásquez Colmenares

Claves sobre la política cultural en México y en Oaxaca.

Las culturas y las artes expresan la esencia y evolución humana, sobre todo en un país de hondas y diversas raíces como México, y particulamente en Oaxaca, donde culturas milenarias

Ana Vásquez Colmenares

Como para dejarnos A-Pantallar

  El fin de semana pasado, nuestra capital se sumó por primera vez al programa federal La Cultura A-Pantalla, a través del cual mexicanas y mexicanos de diferentes ciudades de