Recuerda Pentágono a Norcorea supremacía militar

Recuerda Pentágono a Norcorea supremacía militar

Washington

excelsior.com.mx

excelsior.com.mx

El secretario de Defensa estadounidense, James Mattis, pidió a Corea del Norte no arriesgarse a ejecutar amenazas que serían el final del régimen.

Además, le recordó al régimen que sus acciones quedarán extremadamente superadas por la fuerza militar de Estados Unidos.

En un comunicado, el jefe del Pentágono exigió a Norcorea cesar toda consideración de acciones que le lleven a su final, al de su régimen y a la destrucción de su pueblo.

Las acciones (militares) de Corea del Norte continuarán estando extremadamente superadas por las nuestras y (Pyongyang) perdería toda carrera armamentística o conflicto a que dé comienzo”, añadió Mattis.

En opinión del jefe del Pentágono, Norcorea debe de dejar de aislarse por sí misma y cesar su consecución de armas nucleares, así como tomar nota de la unanimidad del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a la hora de aprobar la última ronda de sanciones contra el régimen de Kim Jong-un este fin de semana.

Mattis subrayó que tanto EU como sus aliados han demostrado capacidad y su incuestionable compromiso para defenderse de un ataque, después de que las Fuerzas Armadas norcoreanas amenazaran con atacar con misiles la isla de Guam, donde se encuentra una estratégica base naval estadounidense.

El titular de Defensa dijo que el Departamento de Estado está haciendo todo lo posible para resolver la amenaza global que representa la actitud de Corea del Norte por la vía diplomática, pero el presidente Donald Trump puso, desde su llegada al poder, énfasis en la disuasión nuclear.

Se debe destacar que con las alianzas militares aliadas combinadas ahora poseemos las más precisas, entrenadas y robustas capacidades ofensivas y defensivas de la Tierra”, añadió Mattis, en una dura advertencia.

Los avisos del Pentágono se dan después de que Trump amenazara ayer a Corea del Norte de responder con “furia y fuego” si seguía realizando amenazas militares y nucleares, algo a lo que Pyongyang contestó amenazando con bombardear la isla de Guam.

Según opinó el columnista David Ignatius en el diario The Washington Post, las fuertes palabras de Trump están más dirigidas a China que a Corea del Norte, con el objetivo de que el principal aliado de Kim Jong-un ejerza presión para contener el desarrollo nuclear norcoreano.

Mientras tanto, fuentes de la Casa Blanca indicaron al periódico The New York Times que las amenazas de “fuego y furia”, de una contundencia que no se escuchaba desde que el presidente Harry Truman (1945-1953) amenazó a Japón tras el lanzamiento de la primera bomba nuclear en Hiroshima en 1945, fueron totalmente improvisadas.

Fuente: excelsior.com.mx

Previous Instala Canadá carpas para refugiados haitianos
Next Reitera Corea del Norte amenaza sobre Guam

You might also like

Internacional

Corea del Norte habría lanzado varios misiles

TOKIO. Corea del Norte podría haber lanzado varios misiles el miércoles por la mañana, reportó Kyodo News, citando a una fuente del gobierno japonés. El lanzamiento pudo haber fallado, dijo

Internacional

Denuncia EU agresión de Rusia contra Ucrania ante la OTAN

BRUSELAS. El secretario estadunidense de Estado, Rex Tillerson, denunció hoy la “agresión rusa a Ucrania” al llegar a Bruselas para participar en su primera reunión en la Organización del Tratado

Internacional

Cae hombre en EU por traficar cocaína desde guardería infantil

LOS ÁNGELES. Niños jugaban y dormían rodeados por kilos de cocaína en una guardería infantil en Los Ángeles usada por un hombre como base para tráfico de drogas, dijeron las

Internacional

Campaña demócrata pide a FBI revelar nexos de Trump con Rusia

WASHINGTON La campaña de la aspirante demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, instó hoy al director del FBI, James Comey, a que revele los datos que posee sobre los

Internacional

Confirman condena a Lula da Silva por corrupción en Petrobras

PORTO ALEGRE.- El instructor del juicio en segunda instancia que enfrenta hoy Luiz Inácio Lula da Silva pidió aumentar a doce años y un mes la pena de nueve años