Ladrones de la inocencia; Ejército de Resistencia del Señor en Uganda

Ladrones de la inocencia; Ejército de Resistencia del Señor en Uganda

CIUDAD DE MÉXICO.

excelsior.com.mx

excelsior.com.mx

La esclavitud parece ajena al siglo XXI, como si fuera algo que la sociedad moderna dejó atrás, pero contrario a lo que se piensa, aún está presente pues miles de infantes la viven en carne propia. Tal es el caso de niños y niñas en África subsahariana convertidos en soldados o en esposas de los líderes del grupo rebelde ugandés Ejército de Resistencia del Señor (LRA).

De acuerdo con los relatos de niñas secuestradas por el LRA a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), los combatientes las arrebataron de sus hogares para convertirlas en esclavas sexuales y cometer contra ellas innumerables atrocidades.

“Cuando nos llevaron, nos asignaron a los hombres. El mío era mucho mayor que yo y estaba casado. En las noches quería dormir conmigo a la fuerza y si yo lo rechazaba me golpeaba”, aseguró una joven a la agencia de la ONU.

Actualmente en la Corte Penal Internacional de La Haya se realiza el juicio contra uno de los comandantes de la guerrilla ugandesa, Dominic Ongwen, en el que se ha revelado que raptaban a niñas de entre 12 y 13 años, y en uno de los casos una menor fue ejecutada porque los oficiales del ejército creían que era una bruja.

Para los varones, el destino que les deparaba una vez que eran secuestrados por el LRA era convertirse en soldados para luchar por los ideales del grupo armados con un AK-47, de acuerdo con un exmiembro de la guerrilla y testigo protegido durante el juicio en La Haya.

EL ORIGEN

El LRA, de inspiración fundamentalista cristiana, tiene su origen en el norte de Uganda a finales de la década de los años 80 y fue formado por miembros del grupo étnico acholi, que se sentía discriminado por el gobierno.

“Los motivos que se argumentan para explicar la formación del LRA son el creciente descontento del grupo por la pobreza y marginación y sobre todo por abusos de poder cometidos por el gobierno ugandés”, aseguró a Excélsior Hilda Varela, investigadora del Centro de Estudios de Asia y África del Colegio de México (COLMEX).

El líder del LRA, Joseph Kony, “afirmaba que su finalidad era crear una ‘república cristiana’ basada en los 10 mandamientos bíblicos. Éste ha sido el sello del grupo rebelde: la ausencia de un programa político y de claridad en sus objetivos”, detalló Varela.

Incluso aquellas personas que lograron huir de los campamentos rebeldes aseguraron que los dirigentes decían que recibían instrucciones del Espíritu Santo, de acuerdo con la cadena BBC.

En 1986, el presidente Tito Okello, de etnia acholi, fue derrocado por el Ejército Nacional de Resistencia (NRA), liderado por Yoweri Museveni, actual presidente de Uganda, originario del sur del país donde Okello mantuvo oprimidos a los grupos étnicos que vivían allí, dijo a este diario Chema Caballero, misionero javeriano en África y escritor de temas sobre el continente negro.

La turbulencia en Uganda propició que otros grupos rebeldes surgieran, pero el LRA fue el que mayor fuerza y presencia tuvo, no sólo en su país de origen, sino que se extendió hacia naciones vecinas como la República Democrática del Congo, la República Centroafricana y la República de Sudán del Sur.

Pero a medida que cobraba fuerza el grupo liderado por Kony “muy pronto adoptó tácticas guerrilleras y abandonó las reivindicaciones del pueblo acholi para volverse contra él (no olvidemos que las principales víctimas hasta más o menos 2002 son principalmente acholis)”, recalcó Caballero, precisando que el grupo no tiene interés por ayudar al pueblo, sino que sólo busca defender sus intereses.

Los rebeldes del LRA se caracterizaron por secuestrar a menores y obligar a las niñas a ser esclavas sexuales y a los niños a convertirse en brutales asesinos, además de la tortura como mutilación de manos y orejas o quedaron con marcas en la espalda por los azotes.

El testigo en el juicio contra Ongwen en La Haya aseguró que consiguió escapar en una ocasión en la que sus superiores le ordenaron saquear un pueblo en busca de comida.

No obstante, otros compañeros que también intentaron huir no tuvieron la misma suerte. “Si te volvían a apresar y eras afortunado sufrías como castigo varios golpes con un palo, pero otros fueron asesinados”, indicó el testigo.

PERDIENDO FUERZA

Hace años, Estados Unidos estuvo a la caza del líder del grupo terrorista e incluso en 2011 el entonces presidente Barack Obama envió tropas y ayuda militar a Uganda basándose en que el LRA era una amenaza para la seguridad de la región.

A pesar de los esfuerzos, el mes pasado los gobiernos de Estados Unidos y Uganda decidieron finalizar la búsqueda de Kony, ya que, según el país africano, el guerrillero no representaba una amenaza en su territorio.

Pero de acuerdo con Varela, “uno de los grandes problemas con este tipo de conflictos es la falta de información fidedigna. Otro problema es el involucramiento de múltiples actores, regionales e internacionales, que persiguen sus propios objetivos y que tienen formas distintas de percibir al LRA.”

Para 2002, se creía que el Ejército de Resistencia del Señor iba a ser derrotado, cuando Sudán del Sur le permitió a las fuerzas armadas de Uganda cruzar la frontera y perseguir a los rebeldes hasta sus bases, pero sólo lograron que la guerrilla aumentara sus ataques.

Tres años después, el grupo armado se estableció en el Congo y, según la investigadora del COLMEX, en 2008, en una operación regional (con asesores militares de Estados Unidos) el LRA fue atacado, pero sin ser realmente afectado; ello desencadenó matanzas y robos en contra de la población civil.

De acuerdo con Caballero, no se conocen las razones por las que se dejó de buscar a Kony, a pesar de los esfuerzos para frenar al grupo terrorista por medio de la Operación Lightning Thunder o la Ofensiva de Garamba, el cual contó con asistencia financiera y logística (teléfonos, satélites, combustible e información) facilitada por Estados Unidos.

La ONG Enough Project, con sede en Washington, dijo que la misión redujo los ataques del LRA en 90% y ha dejado al grupo con unos 100 combatientes, situados en cuatro países. Mientras que dirigentes de alto nivel como Ongwen y Michael Omona se entregaron en 2015 y 2017, respectivamente.

Para Varela, Kony aún mantiene gran poder y a ello se suma que “las poblaciones civiles afectadas en los tres países vecinos son políticamente poco ‘relevantes’ para sus gobiernos y debido a que enfrentan problemas graves, el LRA no es realmente percibido por esos gobiernos como una amenaza”.

Además, la percepción del LRA que tiene Enough, es que los gobiernos de Estados Unidos y los de la zona afectada no necesariamente corresponden a la realidad que viven las poblaciones que son víctimas directas.

Por un lado, las autoridades del Congo y de la República Centroafricana suelen negar la existencia de matanzas y saqueos realizados por Kony y su gente, y por el otro, el gobierno de Uganda los exagera o los minimiza según le convenga, aseguró la investigadora.

Algunos de los obstáculos que hay para frenar al LRA son la región donde se desplazan los militantes, que por lo general son zonas aisladas y de selva profunda de difícil acceso en donde pueden cazar y comerciar con marfil para obtener financiamiento para sus actividades, apuntó Caballero.

Además, según el gobierno de Uganda, Sudán del Sur apoya económicamente al grupo terrorista desde 1994. Y, de acuerdo con Caballero, se supone que Joseph Kony, su familia y otros seguidores viven en Sudán del Sur y ese gobierno no ha permitido que se le busque en su territorio.

Incluso “se afirma que el descenso de las actividades del LRA responde a una estrategia de Kony, para que la atención internacional en la zona disminuya. Otra versión afirma que efectivamente está muy debilitado, aseguró Varela.

El conflicto está lejos de llegar a su fin y el juicio en La Haya tomará años. Mientras, los civiles tienen que vivir con un grupo mercenario del que ningún gobierno puede dar información precisa y tampoco frenarlo o siquiera proporcionar cifras de desplazados o fallecidos.

Con información de excelsior.com.mx

You might also like

Internacional

Explosión por gas en República Dominicana causa varios heridos y destrozos

SANTO DOMINGO. Una explosión en una estación envasadora de gas en Santo Domingo destruyó el martes varias viviendas y dejó un número indeterminado de heridos. ¿Ya qué puedo hacer? Estoy

Internacional

Cese al fuego bilateral con ELN comenzará el 1 de octubre: Santos

BOGOTÁ.-  El cese al fuego y de hostilidades bilateral que acordaron el Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), tendrá una vigencia inicial de 102 días a partir del primero de octubre,

Internacional

Trump pide pena de muerte para terroristas

Tras el atentado registrado en Nueva York, Estados Unidos, el presidente Donald Trump renovó su crítica al actual sistema que permite la llamada migración en cadena, por vínculos familiares, y

Internacional

Migrantes burlan la valla de Ceuta, España

MADRID. Más de 400 migrantes procedentes de África subsahariana forzaron ayer la elevada valla que rodea el enclave norteafricano español de Ceuta, en el asalto de mayor importancia en más

Internacional

Justicia egipcia anula cadena perpetua al líder de los Hermanos Musulmanes

EL CAIRO. El Tribunal egipcio de Casación anuló hoy la cadena perpetua dictada contra el líder de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badía, y las penas de muerte a otros cabecillas