“Se rompió el condón”, advierte a sus amigas una niña-madre

“Se rompió el condón”, advierte a sus amigas una niña-madre

Imagen de pixabay.com

Imagen de pixabay.com

Cada vez que tiene oportunidad, Irene les advierte a sus amigas de menos años sobre las consecuencias de empezar a tener relaciones. A los 15 años se embarazó porque el condón se rompió y se dio cuenta de que no existe un método anticonceptivo que sea eficiente al cien por ciento.

Por ello, aconseja a las adolescentes que primero sepan lo que puede pasar al empezar a tener sexo y, sobre todo, cómo van afrontar un embarazo a tan temprana edad. Irene espera que nadie tenga que pasar por una situación igual o peor a la que ella vivió.

Irene no sólo vivió un embarazo a los 15 años, justo cuando acababa de terminar la secundaria, sino que sufrió violencia física por parte de su pareja, Gerardo, que la llevó al hospital por una amenaza de aborto.

Además, narra Irene, su situación la llenó de vergüenza que dudó en pedir ayuda profesional para resolver los problemas que vivía en su nueva rutina. Una vergüenza que la hizo reaccionar tarde cuando decidió abortar: el avanzado estado le impidió tomar esa opción, salida que, lo reconoce ella misma, con base en su moral, hubiera cubierto de un cargo de conciencia por el resto de su vida.

Un condón defectuoso cambió su vida y la de su familia, cuenta Irene con lágrimas en los ojos. Dejó la escuela, buscó una salida con su pareja, enfrentó a sus padres al darle la noticia. Son quienes actualmente le ayudan, pues Gerardo la apoyó al principio, pero mientras pasaron las semanas de gestación, ese amor que los unió se transformó en insultos, reproches y agresiones físicas.

Irene detalla su relación con Gerardo:

—Yo estaba ilusionada con mi novio Gerardo y tuvimos relaciones, pues la atracción física es parte de una relación sentimental. Sabíamos del riesgo de un embarazo, por eso usamos condón. Nunca imaginamos que el preservativo se rompería, no sé si salió defectuoso o algo hicimos para romperlo y, al darnos cuenta, pensamos que nada pasaría.

Después de este incidente, su noviazgo continuó sin sobresaltos. Semanas después, el cuerpo de Irene empezó a tener cambios, las reacciones que anuncian un embarazo. Ella habló con Gerardo. Los dos les contaron a los padres del chico, quienes los acompañaron al laboratorio a practicarse una prueba. La sospecha quedó confirmada: cuatro meses de embarazo. La alternativa era abortar, pero la gestación estaba en un punto donde no había marcha atrás.

En un primer momento, Gerardo y sus papás dijeron que la apoyarían. Fueron a hablar con los padres de la chica. Su mamá reaccionó con violencia, el papá aceptó la situación

Ahora les quedaba sortear los vericuetos de la realidad. Sólo habían estudiado secundaria, ninguno de los dos tenía trabajo. Gerardo se puso a buscar trabajo. La madre y el padre de Irene le buscaron trabajo al chico.

Algo extraño pasaba: Gerardo no duraba en los empleos, llegaba a la casa diciendo que lo corrían.

—Se me hacía raro porque aunque trabajaba poco y nunca me dio dinero, siempre teníamos que comer de lo que preparaba mi mamá, describe Irene.

Lo que menos esperaba es que su pareja no estuviera trabajando en realidad. El último de sus jefes les aclaró que Gerardo nunca se presentó a laborar. Fueron los días en que la actitud del chico cambió. Comenzó a drogarse. Y si Irene le reclamaba, se ponía violento. La golpeaba.

—Yo tenía miedo de decirle a mis papás para no causarles enojo y por temor a que lo enfrentaran y pudiera haber golpes, dice Irene.

Un día Gerardo ya no fue a la casa.

Gerardo regresó semanas después, en busca de perdón, prometiendo que su actitud cambiaría.

“Decidí irme con él, pensando que formaríamos una familia y ya no les causaría molestias a mis papás, pero fue peor… los malos tratos continuaron”, relata la jovencita.

Un día la golpeó en el estómago y tuvo que ir al hospital donde le dijeron que presentaba una amenaza de aborto por el golpe. Irene se armó de valor y le contó a sus padres lo que sucedía.

Sus papás le pidieron que regresara a la casa y se olvidara de Gerardo, quien volvió a buscarla cuando nació su hijo. Esta vez ya no la convenció.

 

  • Con información de cronica.com.mx

You might also like

Lo mas reciente

Amenaza CNTE con radicalizar acciones en Michoacán tras fallo de Corte

MORELIA, 24 de junio.- Advierte la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) de Michoacán, que radicalizará las acciones luego de que la Suprema Corte de Justicia de la

Nacional

Quitan el sello panista a la SEP; adiós a programas de Fox y Calderón

CIUDAD DE MÉXICO, 2 de julio.- La propuesta de nueva estructura programática del Presupuesto de Egresos de la Federación pone fin a la era panista en la Secretaría de Educación Pública,

Nacional

Peña Nieto: se debe mejorar la protección; reprueban ataques a prensa

CIUDAD DE MÉXICO. El presidente Enrique Peña Nieto condenó las agresiones perpetradas contra defensores de derechos humanos y los asesinatos de periodistas ocurridos recientemente en los estados de Chihuahua, Guerrero

Nacional

Acepta líder de la CNTE: me pagan por hacer política

OAXACA, Oaxaca.- Rubén Núñez, líder de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores del Estado (CNTE) declaró que el no cobra por dar clases sino por hacer política,

Nacional

Bajo control la situación en Oaxaca; sin pérdidas humanas Gobernación

México El titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alfonso Navarrete Prida, confirmó que la situación en el estado de Oaxaca se encuentra bajo control, luego del sismo de 7.2 registrado