Arrebatan triunfo al ultraderechista en Holanda

Arrebatan triunfo al ultraderechista en Holanda

BERLÍN.

excelsior.com.mx

excelsior.com.mx

El suspenso, cargado con una buena dosis de miedo, que vivieron Holanda y el resto de los países comunitarios, llegó a su fin pocos minutos después de las 21 horas locales de ayer, cuando la televisión dio a conocer los primeros resultados de unas elecciones legislativas que fueron vistas en Europa como un termómetro para medir el ascenso de la ultraderecha.

A esa hora, Holanda supo que los electores habían dado el triunfo a Mark Rutte, el actual primer ministro del país y que enviaron a Geert Wilders al incómodo rincón de la oposición, cuya formación, el Partido por la Libertad (PVV), obtendría sólo 19 escaños de un total de 150.

Después del Brexit en Reino Unido y el triunfo de Donald Trump en Estados Unidos, todos los ojos estaban puestos en el partido de Wilders y cuyo hipotético triunfo era percibido como un indicador del ascenso del populismo en Europa, cuando faltan menos de 40 días para las elecciones presidenciales en Francia, donde el partido Frente Nacional de Marine Le Pen puede obtener la mayoría en la primera ronda electoral.

Pero los casi 13 millones de electores optaron por darle la espalda al líder del PVV, que prometió, en el supuesto caso de convertirse en premier del país, cerrar todas las mezquitas, cerrar la puerta de su país a los inmigrantes musulmanes y convocar un referéndum para sacar a Holanda de la Unión Europea (UE).

Aunque el actual primer ministro de Holanda puede sentirse satisfecho del resultado obtenido, convertir a su partido en la primera fuerza política, ello dejó al desnudo que la formación del futuro gobierno será algo más que complicado. Rutte, cuyo partido contará con 31 escaños de un total de 150, estará obligado a buscar una alianza con, al menos, otros cuatro partidos para asegurar una mayoría en el Parlamento.

El resultado demostró que la Democracia Cristiana y el Partido Liberal pueden contar con 19 escaños, no le asegura una mayoría a Rutte.

Otro posible candidato para formar gobierno es el partido ecologista Izquierda Verde, que obtuvo 12 escaños, una hazaña de su líder, Jesse Klaver, que fue comparado con el premier de Canadá, Justin Trudeau, tanto por su juventud (30 años), como por su parecido físico.

Europa y Holanda temían ganara Geert Wilders, pero el triunfo de Rutte tiene un padre político inesperado: Recep Tayyip Erdogan, el presidente de Turquía, que lanzó una campaña de insultos contra el país, una acción que convenció a los holandeses de cerrar filas con el jefe de gobierno.

Rutte, en un acto valiente, impidió la visita del ministro de Relaciones Exteriores turco y expulsó del país a la ministra de Educación de ese país. Ambos deseaban participar en mítines para hacer
campaña en favor del referéndum de Turquía el próximo 16 de abril.

Rutte también tuvo éxito en arrinconar a Wilders en un debate televisivo. Cuando éste le pidió al jefe de Gobierno que debía expulsar del país al embajador turco, Rutte le respondió con una frase repleta de ironía. “Ésta es la diferencia entre una persona que utiliza Twitter para dar a conocer sus posiciones y otra que se dedica a gobernar a un país”.

A pesar de la derrota, el líder ultraderechista reaccionó con un mensaje amenazador. Destacó que su formación aumentó sus escaños y que el actual jefe de Gobierno no logró deshacerse de él.

Rutte, en cambio, envió un mensaje diferente a sus compatriotas y a Europa. “Holanda vivió hoy una fiesta para la democracia. Esta noche los holandeses le han dicho ‘No’ al populismo”.

ERDOGAN AMENAZA DE NUEVO A EUROPA
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, volvió a atacar ayer a Europa, donde según él “el espíritu del fascismo está desbocado”, y su canciller advirtió que podrían revocar el acuerdo migratorio.

En paralelo, la crisis diplomática se extendió a Twitter, donde hackers presuntamente en favor de Erdogan piratearon varias cuentas oficiales y publicaron mensajes similares a las acusaciones del Presidente.

Además, el gobierno turco amenazó de nuevo con cancelar el pacto alcanzado hace un año con la Unión Europea (UE) para controlar el flujo de refugiados.

“No aplicaremos el acuerdo a partir de ahora. Quiero decir, lo estamos evaluando. Si no se cumplen las condiciones, no lo aplicaremos”, advirtió el ministro turco de Exteriores, Mevlüt Çavuşoğlu, en una entrevista.

“Si ellos tuvieran las cartas que tenemos, nos ahogarían en un vaso de agua. Están tratando de ahogarnos de todas maneras”, dijo el diplomático.

Turquía amenaza de forma regular al bloque europeo con suspender el acuerdo cerrado en marzo de 2016 por el que se avino a recibir de vuelta a refugiados llegados a Grecia desde su territorio a cambio de ayudas económicas y la exención del visado para sus ciudadanos que viajen a la UE.

-AFP y EFE

You might also like

Internacional

Investigadores internacionales discuten causas del derribo del vuelo MH17

BRUSELAS. Un equipo de investigadores internacionales inició hoy una reunión que durará varios días para estudiar las causas del derribo del vuelo MH17 de Malaysia Airlines cuando cubría la ruta entre

Internacional

Manifestantes piden golpe de Estado en Congreso de Brasil

BRASILIA. Un pequeño grupo de personas pedían un golpe de Estado y ocuparon la Cámara Baja del Parlamento de Brasil, durante un día de protestas en las que empleados públicos

Internacional

Tiroteo cerca de centro islámico en Suiza deja 3 heridos

GINEBRA. Al menos tres personas resultaron heridas hoy en un tiroteo registrado cerca de un centro islámico en la ciudad suiza de Zúrich, informó la policía de esa localidad. Los

Internacional

Trump ‘se desinfla’, Ted Cruz lo supera en nueva encuesta

NUEVA YORK. El senador de Texas, Ted Cruz, superó ligeramente a su adversario, el magnate Donald Trump, en la carrera por la nominación presidencial republicana, según un sondeo difundido por

Internacional

Alerta ONU grave crisis humanitaria en Yemen por falta de alimentos

Roma.- Más de la mitad de la población yemení no tiene acceso seguro a los alimentos, lo que pone de manifiesto “la gran magnitud de la crisis humanitaria” en el