Sin la reforma no hay futuro: Nuño; la de la CNTE, una voz entre muchas, señala

Sin la reforma no hay futuro: Nuño; la de la CNTE, una voz entre muchas, señala

www.excelsior.com.mx

www.excelsior.com.mx

CIUDAD DE MÉXICO.

Aurelio Nuño Mayer, secretario de Educación Pública, no tiene duda: sin la Reforma Educativa, México no tiene futuro en el competitivo siglo XXI.

En entrevista con Excélsior, reconoció que en la elaboración del nuevo modelo educativo, para el que ahora se realizan consultas, la voz de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) es tan importante como cualquiera de las otras, pero también que en cualquier sistema democrático es sólo una más.

Pidió a la disidencia no autoexcluirse, pero dejó claro que con o sin CNTE los foros y la reforma continuarán.

Reconoció que todos los cambios, entre más profundos, tendrán resistencias a las que habrá que vencer con diálogo y hechos.

Nuño Mayer rechazó que la evaluación magisterial ordenada por las nuevas leyes educativas sea punitiva, “al contrario, es generosa”, y recordó que nadie pierde su empleo ni sus derechos laborales por reprobar.

Expresó su optimismo al informar que, de los maestros que presentaron la primera de tres evaluaciones, 86% la aprobó.

El titular de la SEP también negó que la Reforma Educativa pretenda la privatización de la educación pública. Al contrario, reviró, quien se opone a la reforma está propugnando por la privatización de la educación.

Continuar con el antiguo modelo, el de la herencia y venta de plazas, el de no hacer evaluaciones ni capacitaciones para los maestros, de seguir con un modelo pedagógico que privilegia la memorización y la acumulación de conocimientos es lo que sí lleva a la privatización, agregó.

“La CNTE, sólo una voz más”

Aurelio Nuño, secretario de Educación Pública, pide a la Coordinadora no autoexcluirse de los foros sobre el modelo educativo; asevera que sin la reforma México no tiene futuro en un siglo donde la competitividad es fundamental.

Aurelio Nuño Mayer, secretario de Educación Pública, no tiene duda alguna: sin la Reforma Educativa México no tiene futuro; es fundamental para que el país tenga éxito en el competitivo siglo XXI.

Reconoce que en la elaboración del nuevo modelo educativo nacional, para el que ahora se realizan consultas amplias, la voz de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) es tan importante como cualquiera de las otras, pero también que en cualquier sistema democrático es sólo una más. Nuevamente pide a los maestros de la CNTE no autoexcluirse de este ejercicio, pero deja claro que con CNTE y sin CNTE, los foros y la misma Reforma Educativa continuarán hasta su consumación.

Entrevistado en su oficina, Nuño Mayer reconoce que todo cambio, toda transformación, entre más profundos sean, siempre y en cualquier país tendrán resistencias, a las que habrá que vencer con el diálogo y con los hechos.

“Estamos abiertos siempre a cualquiera que quiera contribuir y construir, no a los que quieran destruir”, sostiene.

Nuño Mayer rechaza que la evaluación magisterial ordenada por las nuevas leyes educativas sea punitiva, “al contrario, es generosa” y recuerda que hay tres oportunidades de evaluación y que aún reprobando las tres nadie perderá su empleo ni sus derechos laborales.

Y es optimista porque, dice, al final de las tres oportunidades, serán muy pocos, quizás ninguno, los maestros que tendrán que dejar las aulas, aunque no su plaza. Informa: de los maestros que presentaron la primera oportunidad de la evaluación, 86% la aprobó, y confía que 14% restante la haga en los próximos dos años después de la capacitación que, por ley, recibirán.

El titular de la SEP niega también que la Reforma Educativa pretenda la privatización de la educación pública. Al contrario, revira, quien se opone a la enmienda está propugnando por la privatización de la educación. Continuar con el antiguo modelo, el de la herencia y venta de plazas, el de no hacer evaluaciones, de no capacitar a los maestros, de no cambiar la organización ni la infraestructura de las escuelas, de seguir con un modelo pedagógico que privilegia la memorización y la acumulación de conocimientos es lo que si lleva a la privatización. Ésta es la entrevista:

—Quiero empezar con dos asuntos diferentes: la coyuntura y el modelo educativo. Usted la semana pasada presentó el modelo educativo; habló de gobernanza de la educación: la SEP que usted encabeza, la autoridad estatal, el sindicato, los padres de familia, la sociedad civil es una gobernanza incluyente. Sin embargo, pareciera ser que la CNTE pone en jaque un modelo educativo que por primera vez se presenta con esas características.

—La gobernanza educativa se ha complejizado. Hemos pasado de un sistema educativo en donde básicamente existían dos actores relevantes que era el propio gobierno federal y el sindicato, a una multiplicidad de actores en donde por supuesto el gobierno federal sigue siendo un actor central y fundamental al igual que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), pero en donde tiene que haber un reconocimiento, primero, al rol que tienen los gobernadores; sí, las autoridades educativas locales que después de la descentralización del 92 son clave.

Pero además de las autoridades locales está también el INEE, que es un nuevo actor. El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación que es un órgano constitucional autónomo y que es ya la máxima autoridad en materia de evaluación educativa y que es otro actor fundamental para la gobernanza de este nuevo sistema educativo; lo mismo los padres de familia que con la Reforma Educativa tienen un reconocimiento legal a través de los Consejos Escolares de Participación Social, que es la figura jurídica en la que los padres se reúnen y tienen una representación en cada una de las escuelas. Están las organizaciones de la sociedad civil que son fundamentales; hay organizaciones que se dedican a diversos temas educativos y que forman parte también del contexto educativo, y que forman parte también de su gobernabilidad y que hay que reconocerlas. Entonces, claramente el Sistema Educativo de hoy es un sistema mucho más complejo con muchos más actores y que requiere de un nivel de coordinación y de un planteamiento de gobernanza distinto al que se tenía antes y es parte también fundamental del cambio educativo.

—Sin embargo, pareciera al público y por los hechos que han ocurrido en las últimas semanas, que la autoridad que se ve desafiada por un grupo sindical, no el SNTE, sino sólo secciones sindicales minoritarias que, sin embargo, políticamente controlan o intentan controlar la educación en cuatro estados, y ha habido enfrentamientos que han puesto en jaque, por decirlo de alguna manera, la Reforma Educativa por lo menos en esos estados. ¿Cuál es la solución? Usted ha hablado del diálogo. Sin embargo, ha sido rechazado absolutamente el diálogo pese al llamado? ¿Cuál es el futuro que ve?

—Primero, una reforma como la que estamos haciendo es una reforma absolutamente fundamental para que México pueda tener un futuro de éxito en el siglo XXI; es decir, que les podamos dar la calidad educativa, las capacidades a los niños, a los jóvenes para enfrentar un mundo globalizado para poder superar la desigualdad. Esto que es un proyecto de país exitoso en el siglo XXI, pasa por una transformación educativa.

El sistema educativo que teníamos tuvo muchos éxitos en el siglo XX, como fue el hecho de crear un sistema que llegara a todos los rincones del país; el reto que tiene en el siglo XXI es la calidad, y México no puede ser un país exitoso en el siglo XXI si no tiene un proyecto educativo exitoso y de eso se trata la reforma: se trata de transformar un sistema educativo para que los niños y los jóvenes, que son la esencia de este nuevo sistema, puedan adquirir los conocimientos, las habilidades y la seguridad en sí mismos para enfrentar el siglo XXI y poder superar los retos tan arraigados en el país, como es la desigualdad.

Una transformación de tal profundidad, claramente tiene resistencias. Cuando uno hace cambios muy profundos, que implican una transformación a fondo de las estructuras, de los modelos, del tipo de contenido, de la pedagogía, de la forma de organizar la profesionalización de los maestros, la organización de las escuelas, es normal la resistencia.

Y esto ha pasado aquí y en todos los países que se han atrevido a hacer cambios de esta magnitud. Existen resistencias, porque siempre hay resistencias al cambio, por muchas razones: porque siempre hay algún tipo de inquietud frente a lo nuevo, frente al cambio, frente a saber qué es lo nuevo, cómo se van a enfrentar estos nuevos procesos, porque hay también intereses que se atacan, que cambian y que es parte de la propia reforma, y en ese sentido tener resistencias es parte del cambio y lo que se podía esperar de un cambio tan profundo y tan real como una Reforma Educativa.

Cuando un país se propone a hacer un cambio tan trascendental como un cambio profundo de la educación, si realmente es profundo, sin duda, la ruta no es fácil y existirán esas resistencias.

Me parece que muchas de ellas tienen que ver con que a lo mejor no se ha comprendido a fondo la reforma. Por ejemplo, parte de los argumentos que se esgrimen en contra de ésta es que la evaluación es punitiva; esto no es cierto. No es punitiva; la evaluación es un instrumento fundamental. ¿Por qué?, porque la evaluación permite saber qué es lo que está haciendo bien el maestro, pero también cuáles son las áreas de oportunidad para corregir, y en función de ello tener una capacitación que le permita mejorar, ser mejor en el aula, y enseñarles mejor a los niños. Por eso se hizo.

La propia ley tiene un proceso que es muy generoso; por un lado, al maestro que demuestra que tiene los conocimientos muy avanzados y que obtiene una calificación destacada en la evaluación, se le incrementa el sueldo, en un 35% al sueldo base de los maestros de educación básica y 24% al sueldo de los maestros de educación media superior.

Y por otro lado, quien no pasa la evaluación tiene un proceso de tres oportunidades. Si hace el examen y no lo pasa por primera vez, tiene capacitación para poder mejorar las áreas que no le fue bien y un año después hace la evaluación. Si en la segunda evaluación tampoco puede acreditar, vuelve a tener capacitación para seguir reforzando las áreas en donde ha demostrado que tiene conocimientos o habilidades no suficientes y vuelve a pasar un año hasta que llega la tercera evaluación. Si después de tres exámenes o de tres evaluaciones y de un periodo de dos años de capacitación sigue sin poder acreditar los conocimientos suficientes, tampoco pierde su empleo: se le separa del aula, pero mantiene su plaza con todas sus prestaciones laborales, en labores administrativas.

Entonces, me parece que no se ha acabado de entender bien un modelo que está diseñado para ayudar al maestro, para que mejore, para que valga por sus méritos, por supuesto, cuidando que puedan mejorar para que sus conocimientos lleguen al aula y los niños tengan los conocimientos que demandan y que merecen.

Tenemos que asegurar que el maestro demuestre que tiene un nivel de conocimientos básicos para poderles seguir enseñándoles a los niños y a los jóvenes, por eso se diseñó así el sistema, y por eso el sistema da tres oportunidades y, reitero porque esto es muy importante; ya lo demostraron los maestros, la inmensa mayoría de los maestros, es decir, 86% de los maestros aprobaron la evaluación la primera vez que se hizo. Yo estoy seguro que este porcentaje cada vez va a ser mayor conforme tengamos mejor capacitación, conforme el maestro se acostumbre más a las evaluaciones y sean parte de su vida cotidiana. Ésa es la esencia de la reforma, y yo creo que si esto se comprende bien muchas de las resistencias se van a poder vencer.

La evaluación es fundamental, pero es tan sólo una herramienta de un cambio integral. La Reforma Educativa implica también poder mejorar conforme a la capacitación y el desarrollo profesional docente, una mejor carrera para el maestro basada en su mérito, sino significa también mejores escuelas en ambos sentidos. Significa mejores contenidos de una pedagogía que nos permita enfrentar el siglo XXI, y significa también un conjunto de políticas de equidad y de inclusión para que este cambio y este proceso llegue a todos los alumnos.

Ésa es la Reforma Educativa en su conjunto, mejores escuelas, mejores maestros, mejores contenidos y mejor pedagogía, y un sistema incluyente y más equitativo. Es una reforma integral, en donde la evaluación es sólo una parte, y, reitero, es una parte que no afecta a los maestros, al revés, es una herramienta que les ayuda a mejorar.

—A esta parte de la Reforma se le ha llamado punitiva y que algunos han querido disminuirla a reforma laboral. De repente tiene raspones cuando hay declaraciones de que los maestros faltistas que han sido sancionados o aquellos incluso que perderían su empleo porque no cumplen su empleo se amenaza que serán reinstalados en sus cargos, como dijeron ayer líderes de la CNTE; parecen golpes no a la reforma que le llaman punitiva, sino a toda la reforma Educativa ¿Será cierto?

—A ver, aquí hay un tema y es un planteamiento muy claro. El Presidente de la República, yo también lo he dicho: la Reforma Educativa va a continuar, la Reforma Educativa se tiene que ver más allá de las coyunturas, es un proyecto nacional, es un proyecto de Estado, es un proyecto del país, para darles viabilidad a los mexicanos en el siglo XX. México, como lo han hecho otros países, como Corea del Sur, que ha sustentado su desarrollo en una educación de calidad, va a poder competir, va a poder ser exitoso e internamente vamos a poder superar la desigualdad. Y cada mexicano que es tocado por una educación de calidad, va a poder cumplir con sus sueños, con sus metas, va a poder ser más feliz; esa es la trascendencia del proyecto, y por ello, más allá de coyunturas que hay que atender, que sin duda son importantes, pero la Reforma va mucho más allá, y por eso la Reforma no se va a poner en juego, y requiere continuar y debe de continuar.

Segundo, obviamente hay un tema en donde hay un diálogo con la Coordinadora para distender el conflicto en las cuatro entidades, donde tiene la presencia importante, y por ello ambas partes, me parece, estamos obligados a tener una gran apertura para poder solucionar un conflicto, que en muchos aspectos ha trascendido las barreras de lo educativo; es decir, los bloqueos por ejemplo están afectando al sistema productivo, afectan a muchas otras personas. Es un tema que también se tiene que atender con toda responsabilidad y que en un diálogo ambas partes tiene que acercarse y de encontrar puntos de acuerdo en beneficio de la sociedad y de la propia educación. Para nosotros está muy claro que la reforma debe continuar, y también está muy claro que cualquier acuerdo al que se llegue tiene que estar en el marco de la ley.

—El día que presentó este modelo educativo llamó públicamente a que a nadie se excluyera e hizo un llamado explícito a la Coordinadora para que se integrara a los foros. Hay un proceso de discusión del primero al 29 de agosto que es más a solicitud de la Conago. Pero ayer la CNTE anunció un nuevo foro para discutir la Reforma Educativa y este modelo educativo donde explícitamente se excluye a la SEP, ¿cómo dialogar con alguien que no solamente se excluye del foro institucional, sino que en un foro alternativo excluye a la autoridad federal.

—Primero, si queremos construir este gran proyecto educativo que se deriva de la Reforma, tenemos de partir de aceptar una realidad onda y clara de México, y es que somos un país grande, uno de los más grande del mundo, que somos un país, diverso, plural y democrático y que por lo mismo en este proceso en donde, como parte de la reforma, hemos abierto una discusión sobre los documentos que presentamos del modelo y la nueva propuesta pedagógica y de contenidos educativos es importante abrirlo a la discusión de la enorme cantidad de grupos que tienen algo importante que decir en materia educativa. Por ello iniciamos con los gobernadores y los secretarios de Educación de los estados, porque que son la autoridad local, la autoridad federal marca la política pública pero ellos dan el servicio, era fundamental que ellos conociera bien esta propuesta y que fueran parte de estos foros. Después continuamos con el INEE, el Instituto Nacional de la Evaluación para la Educación, fundamental. Mañana tenemos el foro con organizaciones de la sociedad civil que se dedican a temas educativos; después tenemos el foro con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, después vendrá el foro con expertos, pedagogos, académicos, con expertos en materia educativa, seguirá el foro con directores de las normales, seguirá con la ANUIES, con padres de familia, con el sector privado. Es decir, con todos los que tienen algo importante que aportar, en esta gran multiplicidad de actores que hoy forman parte directa o indirecta del sistema educativo.

La Coordinadora es parte también, y por ello abiertamente los invité a estos foros porque es una voz más, dentro de esta multiplicidad de voces, es una más, y es importante escucharla, y por eso los hemos invitado y las puertas están abiertas. Les he dicho, y aquí se los vuelvo a decir, que no se autoexcluyan; ellos en muchas ocasiones han reclamado que no se les ha tomado en cuenta en diversos momentos de la historia cuando ha habido cambios educativos, aquí que estamos en un momento central se les está abriendo la puerta y se les está invitando para que den sus puntos de vista, que den sus ideas. Por supuesto que en una democracia, como es México, todas las voces cuentan, y la de ellos es importante, pero es una más; pretender monopolizar la voz de lo educativo no cabe hoy en un México democrático y en donde existen tantos actores. Tan importante es la voz de la Coordinadora, como lo es sin duda la del el SNTE, que es incluso el sindicato con muchos más agremiados que la Coordinadora, como es de igual de importante la voz de los padres de familia, la de los expertos, la de las organizaciones de la sociedad civil.

Entonces, reitero: que no se autoexcluyen; su voz es importante y será una voz más de muchas otras. Si ellos toman la decisión de no querer participar en la pluralidad, de no querer participar en un proceso abierto y democrático, bueno, ésa ya es una decisión de ellos, y ellos están automarginándose, se están autoexcluyendo de un proceso que debe de incluir a todo el país, ellos están en todo el derecho de hacer sus foros, pero bueno, serán los foros de su voz.

— ¿La SEP les tomaría los resultados de esos foros?

—Bueno nosotros estamos abiertos siempre a cualquier punto de quien quiera contribuir y construir, no a los que quieran destruir, eso es muy importante. Reitero: la invitación sigue abierta para la Coordinadora; ojalá tengan una actitud abierta, democrática y plural y se asuman como una parte del sistema educativo dentro de muchas otras, porque ésa es la realidad, y que participe como el resto de los actores de muy buena fe han decidido participar en estos foros y hay una gran convocatoria de estos diversos grupos, que todos saben que su voz cuenta, que quieren decir algo, que quieren contribuir con el modelo y con los nuevos planes y programas, los contenidos, la nueva pedagogía, pero que entiendan que su voz vale como vale también la de nosotros, y me parece que eso es central y elemental en una democracia.

Ojalá en ese sentido la Coordinadora tenga una reflexión democrática y no se autoexcluya y participe en estos foros, y no busque pretender algo que la realidad de México lo supera, y es que sea un grupo que monopolice el diálogo educativo.

Eso hoy en día, en esta nueva gobernanza educativa de la que hablamos en el modelo, precisamente lo que arrastra es que si algo ha acabado en México, si algo ha acabado en la democracia mexicana son los monopolios sobre cualquier cosa, pero eso incluye los monopolios sobre la educación; son muchos los actores y son muchas las voces, y todas caben, pero por lo mismo cabe el respeto a todas las voces, y nadie puede pretender ser la única voz en materia educativa.

A nosotros como autoridad, esa es nuestra responsabilidad, ese es nuestro trabajo, nos toca tomar las decisiones, pero parte de nuestra responsabilidad es que previo a tomar esas decisiones podamos escuchar y tomar la opinión de todas esas voces; al final nosotros decidiremos el qué se incorpora al nuevo modelo, qué entra, etcétera, porque ése es nuestro papel y esa es nuestra obligación, y la autoridad tampoco puede renunciar al rol que le toca y a su obligación para lo que nos pagan. Por eso hay que hacer estos foros, porque antes de tomar una decisión final hay que escuchar; porque habrá muchas ideas que serán muy buenas y que pueden incorporar y que se pueden enriquecer.

—Por lo que planteó, si hacemos cuentas, la primera generación de este modelo que va a empezar en el 2018 pues saldrá en el 2029-2030, por supuesto que usted, de Educación y los que vengan tendrán la obligación de sacar ese modelo, como… ¿qué medidas se han tomado con las otras autoridades, sobre todo las económicas, la Secretaría de Hacienda, la Secretaría de Economía, para apoyar lo que en el 2030, lo que en 12 años requerirán esos jóvenes, seguramente algunos irán en educación superior, muchos, pero algunos otros ingresarán al mercado del trabajo.

—Es una retroalimentación, y me parece que así es como se debe de entender el proyecto reformista del presidente Enrique Peña Nieto, como un proyecto integral, en donde, por un lado, tenemos una Reforma Educativa que lo que busca es preparar a los mexicanos, a los niños, a las niñas y a los jóvenes, para que tengan los conocimientos y tengan las capacidades para enfrentar el siglo XXI. Es una parte fundamental, y por ello el Presidente ha dicho: de todas las reformas la más importante es la educativa, porque es la que se le va a quedar por siempre a los mexicanos y le va a dar a cada uno de ellos las armas, y las herramientas para enfrentar un futuro dinámico, cambiante, y con muchos retos.

—Los niños que se integrarán a este modelo educativo serán como esponjas, como decimos popularmente, adquirirán los conocimientos de sus maestros con un nuevo sistema, y evidentemente habrá maestros ya evaluados con mejores herramientas para enseñar a estos nuevos alumnos para este nuevo perfil. Sin embargo, ¿cuál será el cambio de la educación, por la educación digamos normalista que es lo que estamos acostumbrados en México todavía, pedagógica, digamos a futuro, ¿Qué se prevé para las normales urbanas, normales rurales que hay actualmente, la Universidad Pedagógica, ¿Qué cambios se prevén en este modelo? Porque evidentemente, habrá nuevos alumnos, porque son muy niños, pero también se necesitarán nuevos maestros? ¿Deberá el nuevo maestro tener una nueva formación, qué se prevé?

—Sin duda. Parte fundamental de la propia Reforma Educativa y de este cambio pasa por un fortalecimiento de la educación inicial de los maestros, tanto de las normales, que seguirán siendo el pilar de la formación de las maestras y de los maestros en México, pero también de las universidades. La Reforma Educativa permite que las universidades también puedan formar a los maestros del futuro, y en este cambio, en esto que estamos presentando del nuevo modelo educativo, que se está cambiando un cambio de paradigma en la pedagogía, y que pasemos de la acumulación y la memorización a aprender a aprender, y que pasemos también además de los conocimientos disciplinares que se requieren, es decir, matemáticas, español, historia, pasemos a que en las escuelas se enseñe también las habilidades socioemocionales que son fundamentales para poderse desarrollar de manera armónica en sociedad.

Va a requerir también un cambio y una restructuración de lo que se enseña en las normales y en las universidades. Los nuevos maestros, los maestros del futuro tendrán que estar formados a partir de estos nuevos paradigmas, y por lo tanto, como parte de la transformación, y es algo como lo he venido diciendo, lo estaremos presentando en los próximos meses, habrá un proyecto de fortalecimiento de la educación inicial: cómo van a ser las normales que requieren formar a los maestros del siglo XXI; cómo nos van a ayudar las normales también a formar a los maestros del siglo XXI para que sean completamente compatibles con este nuevo proyecto, junto con la formación continua.

Los maestros, como todos nosotros en la vida, seguimos aprendiendo toda la vida. Y por eso también es responsabilidad nuestra darles esa formación continua para que se vayan actualizando, y entonces poder formar maestros muy profesionales, tanto en su formación inicial en las normales y en las universidades, como a lo largo de la vida, a través de una capacitación de calidad.

Y esto, por supuesto, alineado a los nuevos parámetros que se están planteando en este modelo educativo.

Sin duda, es una parte central, forma parte de este proyecto de transformación. Se menciona en el modelo educativo; se menciona de una manera general, y más adelante estaremos presentando ya los detalles de una propuesta, reitero, de fortalecimiento de la educación inicial, tanto en las normales, como pilar de la formación de los maestros, como en las universidades que hoy también ya jugarán un rol en la formación de los futuros maestros.

—Finalmente, ¿cómo remontar esta percepción social en donde la educación pública siempre ha ido hacia abajo. Hace unas décadas, no muchas, la comparación era entre las universidades públicas y sus centros de estudio superior privados, pero esta comparación fue bajando a las preparatorias, las secundarias y las primarias. Quizás sea por percepción, simple y sencillamente, quizá por el deterioro de la educación pública, muchos padres de familia se esfuerzan y prefieren la educación privada ya desde la primaria hasta la educación superior. ¿Cuál es el reto a la autoridad a la educación pública, cómo volverla un bien de los mexicanos?

—La respuesta a eso es la Reforma Educativa. Uno de los problemas y de las consecuencias de continuar con el modelo educativo anterior es que estamos privatizando la educación. ¿Por qué? Porque la educación pública no estaba teniendo la calidad que requerían los mexicanos, y entonces los mexicanos empezaron a buscar en la educación privada lo que no les podía estar ofreciendo la educación pública. La respuesta es la Reforma Educativa.

Si logramos sacar adelante la Reforma Educativa, como estoy seguro de que lo vamos a lograr, y logramos hacer esta transformación de tener mejores escuelas; mejores maestros; mejores contenidos y mejor pedagogía, y volverla más equitativa e incluyente, estamos fortaleciendo la educación pública, porque la vamos a volver una vez más de una gran calidad, y cuando las familias perciban que la educación pública una vez más tiene una gran calidad, tanto o mucho mejor que la educación privada, vamos a volver, una vez más, una gran fortaleza de nuestro país, un gran orgullo de nuestro país, la educación pública.

Por eso, y lo digo con todas sus letras, quienes han dicho que con la Reforma Educativa estamos privatizando, no solamente están mintiendo en la realidad y en esencia: sino lo que estaba llevando a la privatización era el modelo anterior, era el sistema anterior, que por su falta de calidad estaba llevando a un crecimiento de la educación privada. Y precisamente lo que hace la Reforma Educativa, el proyecto que implica es revertir eso.

Entonces es justamente lo contrario de lo que han dicho muchos de los críticos; la Reforma Educativa fortalece a la educación pública, y la fortalece frente a la educación privada.

Continuar con el antiguo modelo; continuar bajo el modelo de herencia de plazas, de venta de plazas, de no hacer evaluaciones; de no capacitar a los maestros; de no cambiar la organización interna de las escuelas; de seguir enseñando bajo un modelo pedagógico de simplemente memorizar y acumular conocimientos, ése, ese modelo sí llevaba a la privatización de la educación.

Este modelo de la Reforma Educativa a lo que lleva es al fortalecimiento de la educación pública, al sueño de tener una educación de calidad, pública, laica y gratuita que da el Estado, como pasa en otros países desarrollados.

Seguir por la otra ruta, eso sí era condenar a México, no solamente a no tener viabilidad en el siglo XXI, y hacer un país mediocre, sino condenarlo a que la educación terminara siendo privada. Quienes defienden el modelo anterior; quienes defienden este modelo de venta y herencia de plazas; de que no haya evaluaciones; de que no haya capacitación para los maestros; de que no haya un cambio en la pedagogía y en el modelo educativo, quienes defienden eso, al final del día, son quienes están defendiendo la privatización de la educación.

You might also like

Nacional

Tornado destruye 70 casas en San Cristóbal de las Casas

CIUDAD DE MÉXICO. Un tornado afectó este martes al menos unas 70 viviendas, derribó bardas e hizo volar techos de láminas, sin que se registraran personas lesionadas, en San Cristóbal

Nacional

Niño halla pistola y balea accidentalmente a su amiga

CIUDAD DE MÉXICO. Un menor de 13 años lesionó a una niña de 12 años cuando sacó un arma de fuego calibre .22 y accidentalmente disparó en el rostro de

Nacional

Aseguramiento de cuentas a Sección 22, con apego a derecho: Videgaray

CIUDAD DE MÉXICO, 23 de julio.- El aseguramiento de las cuentas bancarias de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) se llevó acabo

Nacional

‘La Escuela al Centro’ llevará la reforma educativa a las aulas: SEP

CIUDAD DE MÉXICO. Luego de que Aurelio Nuño Mayer, secretario de Educación Pública, anunciara la implementación del Plan la Escuela al Centro, que entre otras cosas permite la flexibilización del

Nacional

El INE avanza en el protocolo para discapacitados

CIUDAD DE MÉXICO. La Comisión Temporal de Seguimiento de los Procesos Locales Electorales 2016 aprobó una propuesta de protocolo para la participación de las personas con discapacidad en la integración