“A fuerzas” inician clases en escuela de Tehuantepec

“A fuerzas” inician clases en escuela de Tehuantepec

Padres de familia de la escuela 22 de Marzo en el barrio Los Tamarindos de Tehuantepec, obligaron a los maestros adheridos a la Sección 22 a reiniciar el ciclo escolar.

Y es que ante la amenaza de impedir su acceso a la institución cuando el conflicto terminara, los mentores decidieron incorporarse -de mala gana- y retomar el ciclo a marchas forzadas por la semana perdida.

La exigencia de los padres de familia permitió que este lunes los alumnos regresarán a clases; el ejemplo esta cundiendo entre los demás comités de otras escuelas y la misma tónica están llevando a cabo.

Se espera que en el transcurso de la semana otras escuelas abran las puertas y se reinicie el ciclo escolar.

You might also like

Principales

Instalación de la velaria se reanudará después de la Guelaguetza: SINFRA

Con la finalidad de privilegiar la seguridad en los trabajos de instalación de la velaria y de los espectadores que asisten al Auditorio Guelaguetza a presenciar las actividades que ahí

Local

Volverán exámenes de manejo para obtener licencias:SEVITRA

El Secretario de Vialidad y Transporte confirmó que se volverá a aplicar el exámen de manejo y habilidades, así como conocimientos básicos del reglamento de Tránsito vigente, para obtener la

Lo mas reciente

Reconoce Gabino Cué lealtad y patriotismo del Glorioso Ejército Mexicano

  Santa María Ixcotel, Oax.- En el marco del 102 Aniversario de la creación del Glorioso Ejército Mexicano, el Gobernador Gabino Cué Monteagudo expresó su reconocimiento a las mujeres y

Lo mas reciente

Egresa generación del CIMO formada con novedoso plan de estudios

  Con un novedoso plan de estudios, la primera generación de jóvenes músicos del Centro de Iniciación Musical de Oaxaca (CIMO) concluyó sus estudios luego de presentar una serie de

Lo mas reciente

Legisla Mariana Benítez para garantizar que las personas indígenas tengan pleno acceso a la justicia 

Garantizar el acceso a la justicia de las personas indígenas a la jurisdicción del Estado no se trata de ninguna concesión ni dádiva, sino de elemental justicia, que debe facilitar