Padres atan a bebé a una piedra mientras salen a trabajar, en la India

Padres atan a bebé a una piedra mientras salen a trabajar, en la India

NUEVA DELHI.

Con una cinta de plástico una pequeña de 15 meses de edad fue atada a una piedra para que no se escape o sea robada mientras su madre trabaja en una construcción en Ahmedabad, India.

Sarta Kalara asegura no tener opción que dejar a la pequeña Shivani anudada a una roca a pesar de su llanto, mientras ella y su esposo trabajan cavando agujeros para cables de electricidad por 250 rupias cada turno.

Hay alrededor de 40 millones de trabajadores de construcción en India, al menos uno de cada cinco es mujer, la mayoría de ellos son migrantes empobrecidos.

No resulta extraño ver estas escenas de menores entre pilas de arena o tierra mientras sus padres cargan tabiques o cavan surcos para carreteras o casas lujosas.

gak

You might also like

Internacional

Opositor Leopoldo López los saca a las calles

CARACAS. El dirigente opositor venezolano Leopoldo López cumplió ayer tres años de prisión, de los casi 14 a los que fue sentenciado, un aniversario que llevó a simpatizantes y a

Internacional

‘Explosión controlada’ en el estadio Old Trafford, tras evacuación

Mánchester.- Una explosión controlada fue realizada en Old Trafford después de que el partido de este domingo de la Premier League entre Mánchester United y Bournemouth fuera suspendido tras el

Internacional

Ni Siria ni Afganistán, Irán es la principal amenaza según EU

NACIONES UNIDAS. Estados Unidos defendió que Irán es la principal amenaza en Oriente Medio y urgió al Consejo de Seguridad de la ONU a convertir a Teherán en la prioridad

Internacional

Ejército israelí mata a palestino de 14 años

JERUSALÉN. Un joven palestino de 14 años falleció por disparos de soldados del ejército de Israel y otros cuatro resultaron heridos, dijo un funcionario palestino. Wagie Ahmad, presidente del consejo

Internacional

Estalla la guerra híbrida entre Moscú y Berlín

BERLÍN. El pasado 11 de enero, un matrimonio ruso que había emigrado a Berlín en 2004, llegó hasta la estación de policía en el barrio de Marzahn para denunciar la