Reportan 24 muertos tras explosión; hay 8 desaparecidos

Reportan 24 muertos tras explosión; hay 8 desaparecidos

XALAPA.

El número de muertos por los estallidos en la Planta Clorados 3 en el Complejo Pajaritos en Coatzacoalcos, Veracruz, subió a 24, informó ayer por la noche José Antonio González Anaya, director general de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Detalló que de las 24 víctimas, 12 ya fueron identificadas y ocho cuerpos entregados a sus familiares.

De los heridos, 19 permanecen hospitalizados 13 están reportados como graves ya que presentan quemaduras en un 70 y 80 por ciento del cuerpo.

Ayer, la desesperación se apoderó de los familiares de los obreros que no aparecen tras los estallidos en el Complejo Pajaritos. Hasta el cierre de esta edición se reportaron ocho personas que no han sido encontradas por sus familiares en los hospitales. Temen su muerte, pero hay esperanza.

La tragedia no ha concluido. Las horas han sido un suplicio para familiares que recorren hospitales, quienes optaron por concentrarse afuera del complejo industrial. Ahí, hacia el mediodía, doña Marlene Sánchez, madre de Abigail y Óscar, sufrió un colapso nervioso al enterarse de que sus dos hijos estaban entre las víctimas mortales. Fue reconfortada por otras familias que esperan noticias de sus hijos, esposos o padres.

La presión por no tener información sobre sus seres queridos provocó que al llegar el convoy de unidades de la ayudantía del gobernador Javier Duarte, una turba se fue encima de una de las camionetas. Querían hablar con el mandatario y pedirle que los ayudara a la localización de sus seres queridos.

La unión de las familias ha hecho que entre el dolor hagan oraciones y se apoyen cuando alguna madre, hermana o esposa estalla en llanto al temer lo peor. Hay obreros que han advertido que al momento de la explosión había en el interior de la planta al menos 400 personas entre obreros, personal de confianza y subcontratado.

La solidaridad también se ha concentrado afuera de los hospitales: voluntarios han llegado a ofrecer agua y comida a los atribulados familiares que una y otra vez insisten en advertir que la Planta de Clorados 3 presentaba fugas y estaban enterados porque sus parientes se los comentaban con preocupación.

Afuera de los hospitales se han colocado carteles en los que piden material quirúrgico, pañales para adulto, venoclisis, jeringas, gasas, tiras reactivas, electrodos y soluciones glucosadas, fisiológicas, de Hatmman y mixta, así como medicamentos para los pacientes, ante los problemas que presentan porque los médicos han reportado que no hay suficiente material o carecen de él y se lo han solicitado a los familiares.

La población se ha quejado de irritación de nariz, ojos y garganta a consecuencia de la nube de cloroetano que cubrió la ciudad.

En entrevista con Adela Micha para Grupo Imagen Multimedia, Luis Felipe Puente, coordinador nacional de Protección Civil, dijo que hay aproximadamente una hectárea a la que no se había podido ingresar, debido a que la estructura se encuentra “completamente destrozada” y en peligro de colapsar.

Explicó que “no podrá abrir la planta, definitivamente, hasta que hagan un análisis de los motivos de la explosión, y se va a tener que reestructurar gran parte de la planta, ésta ya es una parte del área técnica de Pemex”, comentó.

Sobre sustancias en el ambiente, dijo que había una nube blanca por el enfriamiento.

Escenas de llanto invaden Coatzacoalcos

Escenas de angustia y llanto de familiares de trabajadores reportados como desaparecidos se repetían este jueves en las cercanías de la petroquímica Pajaritos sacudida este miércoles por una poderosa explosión que ha dejado un saldo preliminar de 24 muertos.

Unas 300 personas se agolparon ayer en el cordón de seguridad establecido por un centenar de militares en torno de Petroquímica Mexicana Vinilio, copropiedad de Pemex y de la privada Mexichem, que opera la planta localizada en Coatzacoalcos, Veracruz.

“Queremos que nos los entreguen, que no los hagan perdedizos, si no nos dejan pasar, nos vamos a pasar por la mala”, reclamó Guadalupe Torres, que busca a su hermano Fernando, de 21 años y que cumplía su última semana de un trabajo temporal.

Por momentos, los militares batallaban por contener a los civiles, cuyos reclamos mezclados con llanto se agudizaron cuando llegaron camionetas de servicios periciales y vehículos castrenses.

Al final, con lista en mano, militares permitían el acceso a grupos pequeños de personas para recibir informes sobre el destino de sus seres queridos.

Un obrero sobreviviente a la explosión y que prefirió guardar el anonimato, relató que había cientos de trabajadores al momento del estallido y que la fuga comenzó por la mañana, unas cinco horas antes del estallido que cobró 24 vidas.

“Estaba en la parte de atrás cuando se vino la primera explosión, vimos cómo los vidrios se colapsaban, los fierros cómo se doblaban porque es un material viejísimo. Con la segunda explosión vi cómo volaban los cuerpos desde los andamios”, añade antes de irrumpir en llanto pues compañeros suyos murieron.

Buscan a familiares

José Luis Figueroa Ramírez, trabajador de Pemex, refirió que junto con sus familiares están buscando a su cuñado, Julián Rodríguez, quien se encontraba trabajando en la planta Clorados 3 al momento de la explosión.

Dijo que espera en el hospital 36 del IMSS de Coatzacoalcos “porque nos dijeron que iban a traer los cuerpos pero no los han traído”, declaró en entrevista con Adela Micha para Grupo Imagen Multimedia.

A su vez, María del Rosario Cruz Beristáin, tía de José Óscar Martínez Cruz, empleado de Pemex, señaló que busca a su sobrino que desde hace menos de un año laboraba en la planta, “lo hemos buscado toda la noche y no lo encontramos por ningún lado…”

Aseguró que mientras buscaba en diferentes hospitales a José Óscar vio en el camino a camionetas del Semefo que “llevaban varios cadáveres”.

Cofepris descarta riesgos

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) informó que la población que habita cerca de la zona donde ocurrió una explosión en el complejo petroquímico Pajaritos, en Coatzacoalcos, Veracruz, ya no corre peligro.

En un comunicado, informó que “el percance provocó la formación de una columna de humo, apreciable a varios kilómetros de distancia, con contenido de cloruro de vinilo, sustancia que en altas concentraciones puede provocar dolor de cabeza y enrojecimiento en la piel”, explicó.

Cofepris reiteró que mantiene comunicación permanente con autoridades sanitarias locales.

You might also like

Nacional

Gobierno federal reforzará vigilancia para evitar abusos en la venta de combustibles

México, 7 Feb.- Para robustecer las verificaciones y prevenir abusos en la venta de los combustibles, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE) firmaron

Nacional

En 2016 se cometieron 86 homicidios dentro de penales del país

CIUDAD DE MÉXICO Durante 2016 dentro de los penales mexicanos se cometieron 85 homicidios y 26 suicidios. De acuerdo con el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2016 las entidades con

Nacional

CNDH: sin facultades para determinar seguridad en penales

CIUDAD DE MÉXICO.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) señaló que no tiene facultades para establecer las condiciones de seguridad en los penales y centros de internamiento. El

Nacional

Conago acuerda lucha contra huachicoleros y protección a periodistas

CIUDAD DE MÉXICO. La Comisión de Seguridad y Justicia de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), acordó emprender una lucha en contra del robo de combustible además de coordinar acciones

Nacional

Policías y normalistas se enfrentan en el Congreso de Guerrero

CHILPANCINGO, Guerrero. Durante la toma de protesta del priista, Héctor Astudillo, comogobernador de Guerrero, se enfrentaron normalistas y agentes antimotines que resguardaban el Congreso del estado. El enfrentamiento comenzó después