Comerciantes ambulantes, operadores de moto taxis y otros sectores que integran al sindicato “Libertad”, ingresaron al zócalo capitalino exigiendo justicia y libertad para sus dirigentes, específicamente Erick Jhovany Liñuid Villaseca y José Luis Méndez.

Además, piden el esclarecimiento de los asesinatos de algunos de sus militantes y líderes que de acuerdo a los inconformes, han quedado en el olvido.

En una movilización convocada a nivel estado y a la que se han sumado sindicatos de al menos 17 estados sinultaneanente, la marcha partió de tres puntos este jueves con la misma exigencia: justicia y libertad, además de una mesa de negociación.

Advierten con radicalizarán las protestas y convocar a un paro estatal si es que no son atendidos.