‘Narcoabuela’ colombiana desplaza a ‘El Chapo’ como la más buscada por EU

‘Narcoabuela’ colombiana desplaza a ‘El Chapo’ como la más buscada por EU

www.excelsior.com.mx

www.excelsior.com.mx

BOGOTÁ.

La colombiana María Teresa Osorio de Serna, de solo 1.52 metros de altura y de unos 65 años de edad, es la narcotraficante más buscada por la Administración Federal Antidrogas de Estados Unidos (DEA), tras la captura de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

La página oficial de la DEA, en la que aparecen los narcotraficantes más buscados a nivel mundial, se actualizó con la captura en México de Guzmán, el pasado 8 de enero, quien estaba fugitivo desde el 11 de julio de 2015.

El primer lugar de la lista de los más buscados lo asumió Osorio de Serna, quien es un misterio para las autoridades colombianas, por el bajo perfil que maneja en el mundo del crimen organizado.

La DEA es el único organismo internacional que más información tiene sobre esta mujer, que se vinculó a las drogas de la mano del extinto jefe del Cartel de Medellín, Pablo Escobar, quien fue abatido en un barrio de esa ciudad el 2 de diciembre de 1993.

María Teresa fue una de las principales personas de confianza de Pablo Escobar en las décadas de los años 80 y 90 del siglo pasado, para lavar millones de dólares del Cartel de Medellín, y así está caracterizada por la DEA, que ahora la tiene como su principal objetivo en la lucha contra las drogas.

La ficha criminal de la DEA, la muestra con la única fotografía que se conoce de ella, tiene ojos y cabello oscuros, labios gruesos, pómulos salientes, cejas abundantes y bien arqueadas, frente amplia, mentón delgado y una mirada fija y fuerte.

UN ‘FANTASMA’
En el mundo del narcotráfico, esta colombiana, también se ha movido con los nombres de María Teresa Serna-Osorio y Teyer Washington, y los únicos sitios de residencia que la DEA tiene en su registro es en Hialeah, Miami, en Estados Unidos.

Ni la DEA ni las autoridades colombianas tienen información precisa sobre los lugares donde podría estar Osorio de Serna.

Medellín podría ser uno de sus lugares preferidos para su actividad clandestina, con una nueva fisonomía e identidad, ya que los capos de la droga, históricamente se siente más seguros en los lugares donde nacieron, crecieron y se formaron en el mundo de la criminalidad.

Pero, la DEA no descarta que esta “misteriosa mujer”, de bajísimo perfil, que se cuida al máximo de las comunicaciones, esté en algún lugar de Estados Unidos, en donde muchos narcotraficantes tienen la osadía de esconderse.

En Colombia, por ejemplo, la lista de los narcotraficantes más buscados no la encabeza, María Teresa Osorio, a quien empiezan a llamar la “narco fantasma”.

El primer lugar para las autoridades colombianas es Dairo Antonio Úsuga David, alias “Otoniel”, jefe del llamado clan “Los Hermanos Usuga”, una de las organizaciones criminales más tenebrosa de tráfico de drogas.

jrr

You might also like

Internacional

Datos en cajas negras de avión ruso derribado están dañados

MOSCÚ. La tarjeta de memoria de la grabadora de vuelo del jet ruso SU-24Mderribado por Turquía en la frontera con Siria el mes pasado, resultódañada, pero expertos intentarán descifrarla, informaron

Internacional

Boko Haram ofrece entregar a niñas de Chibok a cambio de líderes detenidos

LAGOS, 8 de julio.- Los extremistas del grupo nigeriano Boko Haram ofrecen entregar a más de 200 mujeres jóvenes y niñas secuestradas de un internado en Chibok a cambio de

Internacional

EU conmemora 21 aniversario de atentado en Oklahoma

DALLAS. Con una sencilla ceremonia fueron recordadas hoy las 168 víctimas fatales que causó un atentado que destruyó el edificio de oficinas federales en la ciudad de Oklahoma, el 19

Internacional

Por los suelos, el apoyo a Rousseff

BRASILIA, 22 de julio.— El apoyo al gobierno de Brasil sigue en caída libre y bajó a 7.7%, según una encuesta difundida ayer, que mostró que la mayoría de los

Internacional

Casi 2 mil muertos en Filipinas por ofensiva gubernamental antidrogas

MANILA. Más de mil 900 personas, unas 36 al día, han muerto en una violenta campaña contra el narcotráfico en Filipinas desde que el presidente Rodrigo Duterte asumió el cargo