El caso de Said Hernández

El caso de Said Hernández

Cada vez que los diputados locales buscan los reflectores para aparecer en los medios, utilizan una mentira que nunca les falla: prometen aprobar la ley contra agresiones a la prensa. Esta trampa la han utilizado un buen número de convenencieros diputados que buscan hacerse publicidad de manera gratuita.
Oaxaca es una de las entidades más peligrosas del país para ejercer el periodismo. Frecuentemente, el periodista recibe amenazas por sus trabajos de investigación.
La situación de la prensa en la entidad es grave. Para las autoridades, las agresiones a la prensa no son parte de una política institucional, sino casos de “delincuencia común”. Por ejemplo, el 24 de junio del 2012, el jefe de información del periódico “Tucán” y director del portal revista tucán, Said Hernández, estuvo en el quirófano por dos heridas mortales provocadas por tres delincuentes que lo pusieron entre la vida y la muerte. Durante casi tres años su caso no avanzó en el proceso judicial, y todo a consecuencia de la corrupción.
Los peligrosos delincuentes atacaron a Said Hernández, con una charrasca y un picahielos para matarlo. Los tres delincuentes fueron identificados y le advirtieron antes de enterrarle en el cuerpo las armas, que lo estaban esperando para matarlo. Por la gravedad de las lesiones, el periodista tuvo que ser intervenido quirúrgicamente en dos ocasiones para salvarle la vida.
A pesar de estos hechos registrados en la averiguación previa, el juez de nombre José Luis Legorreta Garibay, dijo que “las heridas provocadas por los detenidos, como fue el darle un piquete en el pecho a la altura de la tetilla del lado derecho con un pica hielo, y un fierrazo con una charrasca en la pierna izquierda, además de algunos intentos de varios cinturonazos, hayan llevado la intención o la voluntad de privar de la vida al ofendido”.
Hace días, el periodista Said Hernández, dio una conferencia de prensa donde mostró las fotografías de sus agresores y relató que por fortuna, la Juez cuarto de lo penal, dictó una sentencia de nueve años y cuatro meses a los agresores del periodista. Sólo uno de ellos está recluido en la penitenciaría del Estado, pero los otros dos agresores se encuentran prófugos.
Ahora sí se encontraron elementos para acreditar la probable responsabilidad de los inculpados, y se dictó auto de formal prisión por el delito de ‘tentativa de homicidio’.
Es importante recalcar que este caso se resolvió por la insistencia del periodista, mas no por las promesas de los diputados, que cada que se les ocurre, utilizan para su beneficio personal a los trabajadores de los medios de comunicación y después de explotarlos les dan una patada. Esto es más frecuente en las campañas políticas.
Este es un caso medio resuelto, faltan muchos otros por solucionar, más los que vienen seguramente, que como adivino, puedo decir que también, los casos que se aproximan, quedarán en la impunidad.

Twitter: @horaciocorro
Facebook: Horacio corro
horaciocorro@yahoo.com.mx

Previous  VIENTOS FUERTES EN EL NORTE Y NOROESTE DEL PAÍS
Next ICA PODRÍA FALLARLE A OAXACA.

You might also like

Horacio Corro

Día internacional del Libro

    El 23 de abril, se repitió nuevamente el Día internacional del libro. En realidad este día debió ser dedicado a la palabra escrita, al verbo escrito y no

Horacio Corro

Los que quieren ser políticos Por Horacio Corro Espinosa

      Sin duda, la profesión del político es la que peor reputación tiene. La mala imagen que padece este quehacer público ha sido ganada a pulso. Ser político

Horacio Corro

El amor y los amores

      Hay términos cuyos significados todos conocemos, pero somos incapaces de definir. Algo así sucede con el amor. Todos entendemos cuando decimos que nuestro perro nos ama, nuestra

Horacio Corro

Mentiras de la cruzada contra el hambre

      ¿Saben ustedes cuántos personajes políticos tenemos en los tres niveles de la administración pública? Son un poco más de 26,000 funcionarios, que trabajan y se preocupan por

Horacio Corro

Si el candidato conociera la humildad…

Las campañas que estamos viviendo hoy, si no me equivoco, son de las primerísimas en la historia del mundo, que se están llevando a cabo como lo exige la tecnología