Ricos por designación

Ricos por designación

 

 

 

En otros tiempos, los más fuertes, o los más valientes, o los mejor armados guerreros, o los más listos, acumularon fortunas, sobre todo en bienes territoriales.

Después, los obispos, los abades, y aún los diáconos, comenzaron a ser tan acaudalados como los condes, los marqueses, los mayordomos palaciegos y los reyes. Cuando se trató de despojar a los más potentes, nunca fue a favor de los necesitados, sino para enriquecer más a otros poderosos. La iglesia católica se enriqueció por los que compraban el cielo, que por cierto, Martín Lutero los desenmascaró porque hacían lo contrario a lo que dice la Biblia. Bueno, hasta la fecha lo siguen haciendo, pero en fin.

Después vinieron las revoluciones: en Francia no dejó de haber pobres y ricos. En México, se había producido otro movimiento el de Emiliano Zapata, y detrás de él, presidentes que lucharon por arrebatar las tierras a los hacendados y repartirlas entre los ejidatarios, pero no por eso se acabaron los pobres en nuestro país.

Hoy en día, la única ventaja que los pobres de México han sacado, es que hay más ricos. Lo curioso del asunto es que hay ricos por elección popular y ricos por designación.

Si hablamos de Oaxaca, podemos poner muchos ejemplos. Con Ulises Ruiz Ortiz, hubo muchos ricos por designación.

En este período gubernamental ha habido otros tantos ricos por mera decisión del mismo gobernador. De eso se da cuenta la gente. Incluso, los que le dieron el apoyo al actual gobernador se sienten defraudados, al grado que acusan a las autoridades de complicidad con algunos de los funcionarios de este sexenio.

Ahí está el caso de Germán Tenorio, sólo por hablar de uno de ellos. Les voy a decir unos cuantos datos de este exsecretario de salud en el estado.

Germán Tenorio, tiene depositado mucho dinero en algunos bancos de Estados Unidos, concretamente en la ciudad de San Francisco California, en el Banco Wells Fargo, las cuentas están a nombre de sus hijas Daniela e Isabel Tenorio. También, en esa misma ciudad compró una casa y además un automóvil Ferrari.

Durante su periodo como secretario de salud, compró dos departamentos en la Ciudad de México, en la colonia del valle, y están a nombre de sus dos hijas Daniela e Isabel. También compró otros dos departamentos en la ciudad de Guadalajara, en el fraccionamiento Andares, igualmente, a nombre de sus dos hijas.

En San Luis Missouri, donde vive actualmente su hija Isabel, tiene diferentes cuentas bancarias.

Cada vez que llegaba a esa ciudad, el exsecretario de salud, se hospedaba en los mejores hoteles y hacía sus compras en las tiendas Chanel, Prada, Fendi, Louis Vuitton, etc.

Ahí fue a parar el dinero que debía ser utilizado para la construcción de hospitales y de medicamentos para los oaxaqueños.

Qué creen que vaya a pasar con esto. Nada, absolutamente nada. Ésos son los privilegios que se les otorga a los ricos por designación.

 

Twitter: @horaciocorro

Facebook: Horacio Corro

horaciocorro@yahoo.com.mx

 

 

 

 

You might also like

Horacio Corro

Jornada de Periodismo,Ética y Poder

      Hoy lunes 8 septiembre, dio inicio la semana titulada Jornada: Periodismo, Ética y Poder”. Esta actividad la organiza un grupo de periodistas de la entidad oaxaqueña, en

Horacio Corro

Otra amenaza más

      Si los periodistas de Oaxaca contáramos con un poquito de respaldo por parte de las autoridades gubernamentales, viviríamos dentro del derecho, pero como no tenemos eso, vivimos

Horacio Corro

Los valores del cambio

Desde siempre se ha sabido, que los desmanes etílicos, alcohólicos pues, no se producen precisamente por la generosidad de las ofertas. El alcoholismo es un mal social, una tragedia, y

Horacio Corro

Antes de que nos quiten la libertad

Cada que cierran una calle de la ciudad, la gente se preocupa. Y es más intranquilidad cuando bloquean una avenida cercana a un hospital. Les voy a contar un caso

Horacio Corro

La ropa interior de la policía turística

México está pasando por una de sus peores crisis en cuanto a violencia. Fue en el año 2000, más o menos, cuando comenzaron los asesinatos a periodistas y trabajadores de