El Gobierno del Estado privilegia el diálogo

0
84

 

 

 

Ante la dinámica social que vive la entidad, expresada a través de diversas formas, el gobierno de Gabino Cué Monteagudo tiene plena claridad y el compromiso de redoblar sus  esfuerzos en  materia  de planeación para atender las demandas de la población.

 

Sin embargo, señaló el secretario general de Gobierno, Alfonso Gómez Sandoval Hernández,  no se requiere generar manifestaciones en Oaxaca para que los ciudadanos puedan ser  atendidos, porque las instituciones  del gobierno están abiertas al pueblo y están  a su servicio.

 

En una entrevista radiofónica realizada este lunes, el funcionario hizo alusión  al diálogo permanente que mantiene el Gobierno del Estado con las autoridades municipales, organizaciones y ciudadanos, quienes en esta administración son escuchados y atendidos, por lo que los exhortó a mantener  esta actitud y que  reflexionen acerca del malestar que se causa a otras personas y no solamente al gobierno cuando hay movilizaciones.

 

El responsable de la política interna del estado se refirió al ánimo popular que ha despertado la desocupación del  Zócalo donde se celebrará este día una de las grandes tradiciones oaxaqueñas  como es la Noche de Rábanos.

 

Explicó que son diversas las causas que motivan la presencia de las organizaciones en el Centro Histórico, como Antorcha Campesina en cuyo caso el Gobierno del Estado interviene como mediador para que  la instancia federal  resuelva  el conflicto que tienen  Yosoñama y San Juan Mixtepec desde hace 45 años.

 

En cuanto al plantón representativo de la Sección 22 del magisterio, señaló que ésta ha manifestado previamente su determinación de permanecer  ahí en tanto el Congreso del Estado no legisle en materia educativa.

 

La presencia de los vendedores ambulantes es un tema que cae  en el esquema de ordenamiento de la vía pública, ellos no se han manifestado como organización, sino que su tema  es el comercio  en espacios no adecuados.

 

En el caso de los triquis, que están protegidos con medidas cautelares en materia de derechos humanos con motivo del desplazamiento de que fueron objeto en el 2010 en San Juan Copala, se sigue trabajando  en el compromiso que se tiene con ellos, de generar condiciones  que restablezcan sus actividades personales y su vida productiva. Se les buscan esquemas de apoyo en materia de vivienda a través del gobierno federal.

 

En estos y en todos los casos, el diálogo es  el instrumento de trabajo, acotó.