INSOSTENIBLE

INSOSTENIBLE

rp_Alberto-Esteva-Salinas-Secretaría-de-Seguridad-Pública-300x199.jpg

COMO dije en mi entrega del pasado día 16, la salida de ALBERTO ESTEVA SALINAS como secretario de seguridad pública,  estaba anunciada. Su despedida se concretó cuando el gobernador GABINO CUE, como última instancia, recibió una comisión de los policías en huelga y al conocer de viva voz las imprudencias e ineptitudes de su secretario, decidió: el recomendado de MARCELO EBRARAD  es insostenible.
DESDE su nombramiento en ese cargo que estaba usando como mero trampolín político y desviaba recursos en su fehaciente campaña electoral, se vio como un ave de tempestades.
AUNQUE oficialmente hasta ayer seguía siendo el titular de la SSPO, en la práctica había perdido el reconocimiento. Por razones políticas la renuncia no puede ser anunciada con el conflicto aún persistente pero ayer los policías inconformes aceptaron someterse a la disciplina y las normas.
AÚN después del encuentro con el gobernador del estado, los uniformados seguían dudosos pero la normalidad volvió cuando el Secretario General de Gobierno, ALFONSO GÓMEZ SANDOVAL les anunció la designación del subsecretario de gobierno JORGE ALBERTO RUIZ MARTINEZ, como “enlace” del Gobierno del Estado para recibir las instalaciones ocupadas y analizar y promover la restructuración de las corporaciones policiales. Es decir, es el relevo circunstancial.
¿OTRO improvisado? Fue la pregunta que se hacía la tropa. Indagamos y parece que no es así.
ME DICEN que Ruiz Martínez, antes de ser subsecretario de Operación Regional dependiente de la SEGEGO, trabajó casi 13 años en diferentes áreas de seguridad a nivel federal. Es un cincuentón que hizo carrera en la oficina del Secretario del Seguridad Pública Federal, Alejandro Gertz Manero; en Prevención y Readaptación Social, en el Subsistema de Política Criminal, en la Policía Federal, en los Centros de Tratamiento para Menores y en los Servicios de Protección Federal.
EN contraparte con lo que tanto se le cuestionaba a ALBERTO ESTEVA, el encargado de la SSPO ha aprobado 13 exámenes de control de confianza aplicados en el Centro de Investigación y Seguridad Nacional, en la Policía Federal y en la Procuraduría General de la República.
DESDE que hizo crisis el descontento de los policías preventivos el gobierno del estado jugó con una especie de “engañar con la verdad”. Es decir, explicaban a los policías que bajo presiones no renunciaría ALBERTO ESTEVA pero a los pocos días, al complicarse el conflicto por su misma actitud pendenciera retando e insultando desde las redes sociales, el gobernador  designó a Ruiz Martínez como responsable del seguimiento al asunto, al lado del Secretario General de Gobierno, Lic. Alfonso Gómez Sandoval Hernández. Con esta tarea, ayer empezó a recibir las instalaciones del cuartel de la Policía Preventiva y demás oficinas.
TORVO
ME DICEN que en los últimos momentos del pasado fin de semana, ESTEVA invocaba la “amistad” con el gobernador y pedía tiempo para una “salida digna”. Es decir, quería le permitieran salir de acuerdo a los tiempos del año electoral que inicia el mes próximo para buscar ser candidato. Era su deseo, pero su polémica personalidad convirtió los cuerpos de seguridad en un polvorín y él era la mecha. Así que su salida era de urgente necesidad ¿por qué?
NI siquiera podía quedarse para una operación cicatriz, menos podía hablar de una reconstrucción de los cuerpos policiales que él mismo destrozó.
DE PERSONALIDAD tortuosa enfrentó a todos contra todos”. Los de Tránsito no quieren saber nada de los preventivos desde que estos los golpearon al desalojarlos durante una protesta contra el director. Muchos de la PABIC y de la Policía Ministerial fueron divididos y unos firmaron las actas “de lealtad” que les propuso el mismo ESTEVA, lo cual los enfrentó con los huelguistas. En fin, uno de los saldos más cuestionado que deja en la Policía es la fractura de lo que los gendarmes llaman “espíritu de cuerpo”. Esto es muy peligroso a la hora de enfrentar a los grupos delincuenciales.
ELEMENTAL
OTRA “proeza” que no le perdonan en que durante las dos semanas que duró el paro -algo sin precedentes en Oaxaca- hizo pagos de “ayuda alimentaria” a los policías “comprometidos” de las distintas regiones.
ESTE tipo de “ayudas” confirmó que si había dinero pero negaba hasta la compra de utensilios de cocina para la elaboración de sus alimentos. En cuanto el gobernador se enteró de la situación, pagaron la ayuda alimentaria a todos los  elementos de la Policía Estatal.
ENTRE otras quejas, los uniformados hicieron ver a GABINO CUE las carencias, el  trato indigno de ESTEVA, del comisionado ZÚÑIGA BONILLA y de los comandantes. Aunque hay dinero, dicen, solo les entregaban dos mil pesos quincenales y  una ayuda de 25 pesos “para comer en todo un día”. Demostraron que los uniformes que les entregaron son de la administración pasada, “se encontraban en las bodegas”.
LO MÁS grave fue cuando los oficiales evidenciaron  la corrupción en los altos mandos, donde hay “desde nexos con la delincuencia organizada hasta abusos de autoridad, acoso sexual a las compañeras y actividades poco honestas”.

You might also like

Felipe Sánchez

ALIANZA…CON EL PRI

LA llegada de un priísta -de los pocos rescatables- a la Secretaría General de Gobierno, provocó muchas reacciones. Pero pese a los pataleos y actos de desesperación de la sección

Felipe Sánchez

JUEGAN PARA PERDER

MUCHAS son las quejas de priístas sobre la perversidad con que actúa el secretario general del PRI estatal, ALEJANDRO AVILÉS, con un objetivo muy claro: sorprender a la dirigencia nacional,

Felipe Sánchez

CAYÓ DE LA GRACIA

CUANDO el chilango traído de Michoacán ganó la Senaduría, se soltó el pelo. A todo el que lo escuchaba le decía que era el candidato de GABINO para sucederlo e

Felipe Sánchez

EXPECTATIVAS

A NUEVE meses de su primer año de gobierno, el presidente ENRIQUE PEÑA NIETO sólo anuncia planes y proyectos. Cierto, pero ha dado un paso decisivo con la Reforma Educativa.

Felipe Sánchez

OAXACA, REHÉN

NUEVAMENTE, nuestra ciudad, con su inacabable belleza a pesar de la depredación de políticos y grupos de presión, queda en calidad de rehén de las desavenencias que causan inconfesables intereses.