*.-Buenos acuerdos  *.-Éxito de todos.

*.-Buenos acuerdos *.-Éxito de todos.

De todos los mexicanos es sabido que el país necesitaba cambios profundos que rompieran las viejas y obsoletas inercias que mantenían inmóvil a México. Por ello, desde el primer día, el Gobierno Federal que encabeza Enrique peña Nieto, se propuso no sólo administrar al país sino transformarlo a fondo.

Sin embargo, para lograr este objetivo, se requería primero construir un gran consenso político que permitiera la formación de las mayorías parlamentarias necesarias para la aprobación de esta agenda de reformas. Algo que, dada la polarización y parálisis política vivida durante los años recientes, parecía un proyecto inalcanzable.

En ese contexto se originó el Pacto por México, como un instrumento para facilitar el diálogo constructivo y la generación de acuerdos entre el Poder Ejecutivo y las principales fuerzas políticas representadas en el Congreso de la Unión. Su propósito fue encontrar las coincidencias que permitieran a los principales partidos políticos sumar esfuerzos y compartir ideas en torno a la construcción de un mejor país.

Por primera vez en la historia, las principales fuerzas políticas de México suscribieron un gran acuerdo nacional que no surgió de la necesidad de enfrentar una coyuntura, sino de la voluntad explícita de transformar a nuestra nación.

Así de esta manera, anteponiendo el interés de la nación sobre los intereses de grupo, el Partido Acción Nacional, el Partido de la Revolución Democrática y el Partido Revolucionario Institucional se comprometieron a trabajar juntos, privilegiando el bien superior de la República. Con ello, estos importantes actores políticos contribuyeron de forma fundamental y decisiva a dar estabilidad y certeza al rumbo de México, algo largamente esperado por todos los habitantes de esta enorme nación mexicana.

Lo que inicialmente comenzó como una muestra de madurez política, se fue transformando poco a poco, en acciones concretas, en iniciativas y en resultados reales y muy positivos. Para que el derecho a disentir no impidiera decidir, se privilegiaron los argumentos y las razones a fin de encontrar soluciones de largo plazo a los problemas que afectan a todos los mexicanos.

El Gobierno de la República procuró siempre y en todo momento, alcanzar un consenso entre los tres principales partidos políticos. Sin embargo, cuando no fue posible, como en el caso de las reformas hacendaria y energética, se optó por la construcción de una mayoría suficiente para aprobar los cambios que el país necesitaba.

Todo lo anterior se logro gracias a la madurez política de los diferentes actores politos que participaron, quienes le demostraron a nuestra Nación que primero están los intereses del pueblo, antes que los personales o de grupo.

Como prueba del alcance de estos acuerdos, la muchas veces citada y tan cacareada agenda de reformas, fue aprobada sin hacer uso de la facultad de la iniciativa preferente que tiene el Ejecutivo Federal, sino atendiendo exclusivamente a la responsabilidad y compromiso de los legisladores  integrantes de la LXII Legislatura del Congreso de la Unión.

El resultado de este importante y determinante acuerdo histórico, son 11 reformas que abarcan temas tan amplios como las relaciones laborales, la educación, el sistema financiero, las telecomunicaciones y la radiodifusión, la competencia económica, la industria energética, el régimen político y electoral, la transparencia, el sistema penal, la ley de amparo y la hacienda pública.

Los últimos años habían hecho pensar a millones de mexicanos que nuestro país estaba condenado a elegir entre dos alternativas: la del cambio por decreto, que no consulta ni respeta la diversidad de voces que expresan el sentir de los mexicanos, o un pluralismo estéril, cuyo único producto era la parálisis y la crispación.

El Pacto por México y la responsabilidad de los legisladores y líderes partidistas, que de manera positiva y muy participativa tuvieron que ver en concretar los resultados obtenidos, demostraron que nuestro país posee la capacidad para transformarse profundamente de forma pacífica y democrática, siempre en beneficio de las grandes mayorías y sobre todo de quienes menos tienen.

Esta inédita experiencia nos ha demostrado la importancia y el inconmensurable valor de los acuerdos para tener una democracia de resultados, lo que para muchos era un proyecto gubernamental mas, se ha concretado y hoy en día las reformas son una realidad que poco a poco estará dando los resultados que muchas veces se anunciaron. Bien por todos los actores políticos que hicieron posible esta histórica jornada de reformas constitucionales.

You might also like

Fernando Cruz López

*.-Policías en acción *.- Pabic y AEI en suspenso.

En mi pasada entrega, mencionaba que la paciencia se estaba agotando entre los policías estatales, pues el gobierno del cambio y su hoy ex secretario Alberto Esteva Salinas, hacían alarde

Fernando Cruz López

*.-Atención a líos. *.-Ya quítenlos.

Se tuvieron que realizar cambios en la Secretaria General de Gobierno, para que las cosas comenzaran a funcionar mejor, para que muchos problemas bastante delicados se volvieran a retomar y

Fernando Cruz López

*.-La CNTE *.-No hay marcha atrás.

Quiero comentar que una reducida comisión integrada por 11 maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), ingresó al Senado el pasado miércoles, para entregar un documento

Fernando Cruz López

*.-Se veía venir *.-No hicieron caso.

Lo que desde hace meses se veía venir, finalmente sucedió. En diversos espacios periodísticos, distintos comunicadores y formadores de opinión dieron la voz de alerta, es mas, en este mismo

Fernando Cruz López

¿Normalistas?

Las últimas semanas, todos los habitantes de la capital del estado, hemos padecido de una u otra forma, los desmanes, bloqueos, tomas de carreteras, plantones y bloqueo de importantes avenidas,