Contraloría pone en marcha Programa Anual de Auditorías

Contraloría pone en marcha Programa Anual de Auditorías

CONTRALORA-Perla Woolrich Fernández

Con el compromiso de vigilar y revisar la correcta utilización de los recursos públicos, la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental puso en marcha el Programa Anual de Auditorías (PAA) 2014, a través del cual se aplicarán 52 acciones de fiscalización a diferentes dependencias, entidades, órganos desconcentrados y auxiliares de la administración pública estatal, así lo informó la titular de la dependencia Perla Woolrich Fernández.

Expresó que las auditorías son de carácter financiero, administrativo y operacional, con el objetivo de inspeccionar que los recursos públicos hayan sido ejercidos con base a la norma, partidas presupuestales autorizadas y bajo los criterios de eficiencia, transparencia, honradez y racionalidad.

La titular de la Contraloría dejó en claro que la fiscalización, además que permite detectar probables anomalías administrativas en la ejecución de los presupuestos, tiene un fin superior que es mejorar la gestión gubernamental, combatir la discrecionalidad en el uso de los recursos destinados al desarrollo de programas y políticas públicas, así como fortalecer la rendición de cuentas de quienes trabajan en el servicio público.

Woolrich Fernández resaltó que con este propósito y en una primera fase, ya fueron notificados 13 entes públicos del inicio de auditorías, entre las que se encuentran las Secretarías de Finanzas, General de Gobierno (SEGEGO), Seguridad Pública (SSP), del Trabajo (SETRAO) y de Desarrollo Agropecuario, Forestal, Pesca y Acuacultura (SEDAFPA).

La Contralora explicó que el PAA está a cargo de la Subsecretaría de Auditoría Pública Sectorizada, quien también inició acciones de fiscalización en el Instituto Oaxaqueño de las Artesanías, el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado, el Centro de Diseño de Oaxaca, Hospital de la Niñez Oaxaqueña, la Comisión Estatal de Vivienda, el Registro Público de la Propiedad, la Universidad de la Sierra Sur y el Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos de Oaxaca.

La servidora pública detalló que cada uno de los procesos de auditorías tendrá una duración en promedio de 2 a 3 meses, tiempo en que los auditores revisarán la documentación comprobatoria sobre el correcto ejercicio de los presupuestos autorizados conforme a la normatividad vigente y demás instrumentos legales, y el cumplimiento de los objetivos y metas de los programas institucionales.

Hizo notar que desde el primer año de la presente administración las acciones en materia de fiscalización se han incrementado, de tal forma que en 2011 se realizaron 66 auditorías, en 2012 se hicieron 128 y en el ejercicio 2013 se realizaron un total de 150, las cuales se aplican a través del Programas Anual de Auditorías y de Trabajo a través de las Subsecretarías de Auditoría Pública Sectorizada y de Control, Supervisión en Inversión y de Obra.

Previous Garantiza Gabino Cué presupuestos suficientes para fortalecer la defensa de los derechos humanos
Next A través de Tequios Bienestar, se impulsa el desarrollo Social y Humano

You might also like

Lo mas reciente

Condena Gobierno de Oaxaca hechos violentos registrados en Juchitán

•       El Gobernador Gabino Cué Monteagudo solicitó la colaboración de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca, a fin de realizar todas las investigaciones pertinentes para perseguir y

Local

Protestan Telebachilleratos comunitarios

  Un grupo de trabajadores de Telebachilleratos Comunitarios protestan esta mañana porque no les quieren respetar sus derechos y sus pagos. Nancy Castillo Camarilla, responsable de un telebachillerato en la

Local

Santo Domingo Nuxaá supera meses de inconformidad a través del diálogo

    Santo Domingo Nuxaá, Nochixtlán, una comunidad mixteca caracterizada por la emigración constante y carencia de fuentes de empleo, retoma su vida normal al recibir sus autoridades municipales el

Lo mas reciente

DISERTAN ESPECIALISTAS SOBRE DERECHOS DE PUEBLOS INDÍGENAS

A una década de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas hasta ahora no ha sido suficiente para mejorar la situación de este sector