imageUnos 400 policías estatales han sido dados de baja por no aprobar los exámenes de control de confianza que dispone la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSPO).

A la fecha, la dependencia no ha terminado de realizar estas pruebas para establecer la permanencia de los elementos en sus respectivas áreas, se espera que antes de que culmine el año, hayan cumplido con lo requerido por el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

​De acuerdo al Comisionado de la Policía Estatal, César Alfaro Cruz, la SSPO está en el proceso de certificación a los elementos y se han dado de baja a los que no cumplen con el perfil, “incluso estamos acudiendo a otras instancias para la aplicación de los resultados de los exámenes y entonces podremos concluir con la tarea”.

​Externó que unos 400 elementos de diciembre del 2010 a la fecha, han sido dados de baja de las filas policiacas por no haber aprobado esas pruebas; “los estamos reemplazando día a día, y tenemos abierta la convocatoria para aquellos que deseen incorporarse a las filas de la Policía Estatal”.

​“Tenemos vacantes, los invitamos a formar parte de la corporación, que hagan su curso básico de adiestramiento y estarán en condiciones de ingresar”, sostuvo.

​De acuerdo al funcionario, pertenecer a un cuerpo de seguridad “ya no es cualquier cosa”, antes era una salida fácil para aquellos que buscaban una salida fácil y obtener ingresos, estaban dos o tres meses y se salían, porque de alguna forma no se exigía un rendimiento.

​Dice que las cosas han cambiado y que quien desee servir a los oaxaqueños como policía, deberá de someterse a todas las pruebas y exámenes necesarios, aprobarlos y comprobar que tiene un modo digno de vivir, sin antecedentes o vicios.

​Finaliza al decir que el proceso de certificación de los elementos les abrirá las puertas a otros beneficios, ascensos y sobe todo, mejores salarios, “es justo que quien se dedica a prepararse para entregar mejores resultados, sea igualmente bien retribuido”.