Catástrofe electoral

Catástrofe electoral

 

En serio que no acabo de entender la catástrofe electoral por el abstencionismo en la entidad oaxaqueña. Aproximadamente fue a votar el 40%. ¿Y qué pasó con el resto de los electores? Esa es la pregunta que se todos nos hacemos.

El 60% de los ciudadanos que se quedó en su casa, echó al bote de la basura 126 pesos con 80 centavos, es el valor de cada voto, según estimaciones del órgano electoral oaxaqueño.

Anoche, mientras escribía esta columna, me divertía leyendo en las redes sociales, todo lo que se decían entre los simpatizantes de los perdedores, con los ganadores de los distritos o los municipios de la entidad.

Algunos declaraban inexistente al PRI, pero otros iban mucho más allá al considerar que cualquiera que lo apoye es acarreado, es corrupto, o hasta idiota. Pero no debe haber tales acusaciones.

Hasta donde me quedé anoche, parecía que el PRI ganaría entre 8 ó 9 diputaciones de 25, por la pésima decisión para elegir a sus candidatos en general. Aunque muchos dicen, para disculpar a su partido, que el electorado ha ido perdiendo confianza a las elecciones, o que el problema radica en un creciente desprecio a todo lo que sea participación.

La despolitización deliberada o accidental viene de hace muchos años, de lejos, y ha venido creciendo hasta convertirse en parálisis y abstencionismo, eso lo vimos claramente ayer. La cantidad que no acudió a votar no es lo importante. Lo importante es que no fueron y nada más.

En cuanto a la presidencia municipal de Oaxaca, el PRI da señales  de recuperación, pero más que eso, es una llamada de atención al Gobierno de Gabino Cué. Desconocer esta verdad elemental, nos puede llevar a perder tres años más que podrían haber estado dedicados a la reconstrucción moral y económica de nuestra entidad.

La única manera de reincorporar al trabajo ciudadano a ese 60% de abstencionistas y de votantes que anularon su boleta, es mediante una propuesta incluyente, respetuosa y de reconciliación. En verdad, creo que después de esto no va a haber otra llamada de atención para las autoridades gubernamentales.

¿Y de q sirvieron las agresiones hacia el candidato opositor en las redes sociales? Mejor hubieran trabajado en la calle con los electores. Eso hubiera sido mucho más efectivo.

La gente, al ver tanta porquería de los candidatos en las redes sociales, donde no había necesidad, la ciudadanía tomó su decisión, bien o mal, pero ahí la tomó, porque las decisiones se hacen por vista. Bastan entre cinco y doce segundos para decidir.

En verdad, yo creo que el perdedor por la municipal, Paco Reyes, contrató a los peores consejeros para su imagen. Lo gacho es que se dio cuenta muy tarde: anoche, cuando dejó plantados a los periodistas que cito a conferencia, en su casa de campaña.

 

Twitter:@horaciocorro
horaciocorro@yahoo.com.mx

 

You might also like

Horacio Corro

¡Que les revele mis fuentes?

Ayer, antes de comenzar a escribir esta columna, me estaba yo acordando de las veces que he andado a salto de mata por el periodismo. A los siete años de

Horacio Corro

Callos por los bloqueos de los anafres móviles

    Mucha gente acostumbra decirle a los Arcadios, Cayo. Y muchos creen, de buena fe, que la designación Cayo, se escribe con doble ele, como si se tratara del

Horacio Corro

Gracias por su solidaridad

    Tal vez, en todas partes, siempre hay un tipo que se cree simpático. Esas personas andan buscando la oportunidad de contar un buen chiste o un comentario, pero

Horacio Corro

El arte de pensar de los maestros

      Muchos de nosotros estamos acostumbrados a pensar que un maestro es una persona que nos da información. Casi lo vemos como se le ve a un mesero,

Horacio Corro

Los cachivaches

      Eso de guardar cosas así nomás porque algún día nos van a servir, creo que es una costumbre que muchos compartimos. Casi en todas las casas, hay