Nuevo transporte para Oaxaca

Nuevo transporte para Oaxaca

Hace días, una señora me dijo que ella odiaba a los camiones urbanos de esta ciudad de Oaxaca. ―Y quien no, le dije. Me aseguró que esos humeantes y destartalados son unos informales porque nunca pasan cuando uno se planta a esperarlos, y si pasan, no es el que uno quiere. Además, continuó diciendo la señora, para la mala suerte del impaciente pasajero, de tanto esperar, éste, termina negro por tanto mofletazo de carro desajustado que pasa enfrente. ―Es cierto, le respondía yo.
Tal vez no estás enterado, me explicaba la señora, pero a principio de este año, el gobierno del estado, a través de la Secretaría de Vialidad y Transporte (SEVITRA), hizo ciertos compromisos con los empresarios del transporte urbano de esta ciudad, para que modernizaran sus unidades. Pero qué crees. Nada de esos acuerdos han respetado los transportistas. Quedaron en que domesticarían a los choferes y a la fecha no han cumplido. Siguen con sus animaladas por todas las calles de la ciudad. Los usuarios tenemos que aguantar sus escandalosos bafles colocados a la altura de los oídos para que escuchemos sus pésimos gustos con unas canciones bien machas y acedas.
La señora, que no paraba de hablar, me siguió informando: No sé si sepas, pero aquí en Oaxaca, dentro del perímetro de esta ciudad, nada más, ocurren entre 4 y 5 asaltos diarios. A los choferes les quitan toda la lana, y a los usuarios, los despelucan de sus celulares, computadoras y demás cosas de valor que lleven encima. ¿Pero sabes por qué ocurre esto?, me decía la señora al tiempo que me picaba el cuerpo con su dedo como para que yo le pusiera más atención; pues porque las autoridades lo permiten al dejar circular a las unidades con sus vidrios polarizados.
Lo bueno, dijo la platicadora señora en tono festivo, Oaxaca está a punto de firmar con Australia, la compra de miles de canguros que resolverán de tres patadas, el horripilante problema del transporte de esta ciudad.
Me aseguró que ella tiene muy buenas relaciones con la gente de primer nivel político, y por eso sabía que Oaxaca importará miles de canguros de la especie “bolsa grande”, donde puede caber cómodamente un pasajero. ―Querrá usted decir, que se piensa poner en circulación una flotilla de combis, no de canguros, le dije. ―No, no, me dijo, son canguros australianos. Ellos son muy inteligentes. Jamás chocan entre ellos durante sus largas correrías, y son muy resistentes, además de que no contaminan.
Se alimentan de yerbas, beben poca agua y duermen de pie. Por lo tanto no requieren gasolina ni gas ni aceite para andar. También me dijo la señora que la ventaja de los marsupiales es que no se necesitará modificar avenidas ni calles, pues éstos pueden avanzar saltando entre los autos. Tampoco, pues, tendrán que ser llevados a los talleres para que los hojalateen. Está comprobado que todo canguro bien alimentado y entrenado puede recorrer cincuenta kilómetros diarios sin mayor desgaste, y sus saltos pueden alcanzar de cinco a diez metros.
En unos cuantos días va a empezar la campaña publicitaria de los marsupiales, dijo, como: “El canguro no contamina”. “El canguro no muerde”. “El canguro no demanda salario”. “El canguro no se desboca como los camiones”. “El canguro no aumenta el pasaje cuando se le antoja”. Así que ¿cómo la ven? Próximamente Oaxaca con Canguros.

Twitter:@horaciocorro
horaciocorro@yahoo.com.mx

You might also like

Horacio Corro

La sección 22 amenaza a medios de comunicación

      No es la primera vez que desde la estación de radio de la sección 22 “Tunñusavi”, salen amenazas hacia la emisora comercial ubicada en la ciudad de

Horacio Corro

Corrupción con el Alcoholímetro en Huajuapan

      En el mes de marzo, más o menos, expresé en algunos medios que me daba mucho gusto que se aplicará en Huajuapan de León, el programa alcoholímetro.

Horacio Corro

Los candidatos de plástico

En estos días de campañas políticas en el estado de Oaxaca, la ciudad se ha vestido de cientos de colores. Vemos caras conocidas y otras no tanto por todas partes.

Horacio Corro

Belisario Domínguez

        Antier, 7 de octubre, se recordó un aniversario más de la valentía vivida por el senador comiteco Belisario Domínguez, quien se levantó en medio del peligro

Horacio Corro

El honor

      Hace muchos años, pero muchos años, más o menos como cuatro o cinco siglos,   se daba mucha importancia al honor. Se podía perder todo menos el honor.