Hechos, no palabras

Hechos, no palabras

Conforme pasan los días, crece entre los empresarios, políticos y hombres de negocios de la capital del estado el miedo, el terror, la zozobra y la inseguridad, temen que en cualquier momento los “levanten”, los secuestren o los desaparezcan y nadie haga algo por ellos, como ha sucedido con los diversos casos que ya se han presentado en la Verde Antequera, así como en las regiones del Istmo, Costa y Cuenca del Papaloapan, y de los cuales, nadie ha dicho nada, sólo se concretan a decir “estamos investigando”.

Varios han sido los “levantones”, en todos ellos, gente de la delincuencia organizada, impune y tranquilamente han llegado hasta sus víctimas, fuertemente armados, a bordo de ostentosas camionetas y nadie los ha visto; varios han sido los empresarios que ya fueron víctimas de bandas criminales, mismos que narran a sus familiares y amigos los días de terror que vivieron hasta que pudieron recuperar su libertad, a cambio de fuertes sumas de dinero. En todos los casos, hasta el momento no hay una sola pista, la policía nunca actuó.

Yo me pregunto ¿cómo es que la policía logra encontrar a quienes atropellan a alguien y se dan a la fuga?, ¿cómo es que pueden detener a quienes han violado la ley y se van a esconder en las comunidades más apartadas del estado?

Sin embargo, sospechosamente no pueden dar con el paradero de los que fuertemente armados han llegado hasta el Centro Histórico y con las manos en la cintura se han llevado a sus víctimas, los maleantes en su rápida fuga han demostrado que cuentan con cierta complicidad de algún cuerpo policíaco, pues parece ser que hasta les facilitan la huida.

¿Cómo es que la policía detecta cuando alguien se pasa un alto y no ha podido detectar a los sicarios que han tomado por asalto al estado de Oaxaca? ¿Por qué los que han perpetrado los “levantones” se han convertido en “fantasmas”? Pues todos hablan de ellos, pero nadie los puede ver.

En todos los casos el procedimiento es el mismo, la gente armada llega con las manos en la cintura, “levantan” a quien previamente han escogido, se lo llevan a bordo de lujosas camionetas y la policía “no tiene ni idea de quienes son los responsables”.

Insisto, la actitud de los cuerpos de seguridad es muy sospechosa, no quiero pensar que están coludidos con los de la delincuencia organizada, pero la lentitud que demuestran en este tipo de casos indica lo contrario.

Es posible que no todos los comandantes policíacos anden en malos pasos, pero en los más altos niveles del Gobierno Federal corre insistentemente el rumor de que la policía en Oaxaca ya fue infiltrada por el crimen organizado.

Lo cierto es que la tranquilidad que por décadas gozamos en la Verde Antequera es cosa del pasado, ahora el temor, el miedo y la incertidumbre reina entre los ciudadanos y principalmente entre aquellos que durante años han trabajado y que se han hecho de un capital, a esos son a los que los del crimen organizado le han puesto los ojos.

De qué sirven las millonarias cantidades de dinero que el Gobierno del estado invierte en sus policías, de qué sirve que les compren chalecos antibalas, uniformes, armas, motocicletas, unidades de motor y cuanto piden, si a la hora de actuar, brillan por su ausencia.

Las indicaciones que ha girado el titular del ejecutivo estatal, Gabino Cué Monteagudo, son precisas y contundentes, “ninguna contemplación para quienes violan la ley o alteren la paz social de Oaxaca”, esto lo entiende bien el secretario de Seguridad Pública, Marco Tulio López Escamilla, de igual manera lo capta el procurador de Justicia, Manuel de Jesús López, sin embargo, la policía parece ser que entiende otra cosa, pues los hechos hablan por si solos.

Los oaxaqueños seguimos esperando más cambios y mayores acciones en el área de seguridad, queremos ver tras las rejas a quienes están atentando contra el patrimonio de quienes si trabajan y generan fuentes de empleo, ya no queremos más declaraciones en el sentido de que “se está trabajando por Oaxaca”, queremos hechos, no palabras.

Previous Continúa Mané recorrido de supervisión en Cocinas Comunitarias
Next La lectura

You might also like

Fernando Cruz López

*.-A 19 días.*.-Puro divo.

Vision Política.  Hoy se cumplen 19 días de que Alejandro Murat Hinojosa, asumió la titularidad del ejecutivo estatal y los oaxaqueños deseamos que las cosas comiencen a cambiar de inmediato,

Lo mas reciente

*.- Nuevo paro loco

Vision Política. Por: Fernando Cruz López. Aunque la dirigencia de la sección 22 del SNTE asegura que todo el magisterio oaxaqueño paralizo actividades la semana que estamos terminando, la realidad

Fernando Cruz López

*.-MAS PROTESTAS *.-CONTINUA EL CAOS.

Sin importarles en los mas mínimo, el destino de los miles de educandos que estan bajo su responsabilidad, los maestros de la Sección 22 del Snte, continúan con su necia

Fernando Cruz López

VISI0N POLITICA

Con el fin de comenzar a poner las cosas en su respectivo lugar, el Ayuntamiento de la ciudad de Oaxaca emprendió un programa de censo y reordenamiento de puestos ambulantes,

Fernando Cruz López

*.-Contingencia.

Como nunca antes nuestro país, esta sufriendo uno de sus peores momentos. Hay una emergencia nacional que requiere de la participación solidaria de todos los mexicanos, las intensas lluvias que